Evo Morales se apoya cada vez más en los militares

Mundo

La Paz (EFE, AFP, diarios locales) - El presidente de Bolivia, Evo Morales, se inclina cada vez más hacia las fuerzas armadas al darles más funciones, presupuesto y equipamiento, y al alabar continuamente a sus miembros, a quienes ve como fundamentales para su permanencia en el poder.

Según un informe que publicó ayer el diario local «La Razón», Morales aumentará el presupuesto militar desde 2007, instalará bases en áreas fronterizas con apoyo de Venezuela y dará participación a las fuerzas armadas en «macrodecisiones» gubernamentales.

El mandatario, cuyo gobierno atraviesa una severa crisis, «ha convertido a las fuerzas armadas en el principal sostén de sus medidas de transformación», dice la publicación. «Crítico de los militares durante su época de sindicalista, hoy Morales tiene la visión de que su proyecto de cambio no tiene sentido sin las FF.AA», agregó.

El ministro de Defensa, Walker San Miguel, en entrevista con ese diario, dice que «las fuerzas armadas no hacen actividad partidaria ni la pueden hacer, pero sí intervienen en macrodecisiones, acompañan el proceso democrático, el proceso constituyentey las decisiones del gobierno». Como ejemplo, el ministro dijo que los comandantes militares se reúnen con funcionarios del Ministerio de Exteriores para analizar el reclamo a Chile de una salida al Pacífico.

El pasado 24 de enero, apenas dos días después de asumir la presidencia, Morales señaló que «algunas fronteras lamentablemente están abandonadas», y que lo resolvería con la unidad del gobierno, los campesinos y los militares.

  • Alianza

    A raíz de la huelga del viernes en cuatro departamentos que lo acusan de « autoritario», el mandatario insistió en la alianza campesinos-militares, tras afirmar que la oposición «conspira» contra la reforma constitucional que él impulsa, la nacionalización de los hidrocarburos decretada en mayo y su gobierno.

    Según San Miguel, hay una propuesta para que la Asamblea Constituyente instalada el 6 de agosto cree un Fondo de Defensa Nacional con aportes directos del Tesoro para la renovación y reposición de equipamiento militar. También se estudia la posibilidad de entregar a los militaresdos por ciento del impuesto a los hidrocarburos (entre ocho y nueve millones de dólares).

    Todo ello, aclara el ministro, llevará tiempo, y aunque este año el incremento de los recursos militares «será mínimo», en el próximo el aumento del presupuesto para el equipamiento y la cooperación internacional permitirá tener «unas fuerzas armadas que sean dignas».

    El ministro acusa a los anteriores gobiernos de haber castigado a las fuerzas armadas, ya que en los últimos lustros «cada año se le bajó el presupuesto a la defensa para ajustar el déficit fiscal». Como resultado, ahora 83% de los fondos militares es para gastos y sólo 17% para equipamiento, mientras que antes la relación era de 60 a 40.

    En ese marco, las organizaciones cívicas de los cuatro departamentos de Bolivia que pararon el viernes pasado dieron al gobierno una tregua a la espera de que el diálogo con la oposición dé sus frutos.

    Fuentes de los comités cívicos de Santa Cruz y Tarija, regiones que junto con Beni y Pando hicieron la huelga, dijeron que el próximo jueves se reunirán para evaluar el avance del diálogo en la Asamblea Constituyente.
  • Dejá tu comentario