Francia elige entre Sarkozy y Royal al sucesor de Chirac

Mundo

Los mas de 44,5 millones de franceses habilitados para votar en la segunda vuelta definirán hoy quien será el sucesor de Jacques Chirac por los próximos cinco años, entre el conservador Nicolas Sarkozy, quien parte como amplio favorito según los sondeos, y la socialista Ségolene Royal.

Ayer, más de 1 millón de franceses residentes en el exterior (entre ellos los radicados en Argentina) y otros 800.000 de los territorios de ultramar en la polinesia francesa, Africa y el Caribe dieron inicio al escrutinio.

Desde hace 12 años la derecha se encuentra en el poder de la quinta potencia mundial, hoy los franceses decidirán si continúan siendo gobernados por la misma tendencia política o si, por el contrario, la izquierda regresa nuevamente de la mano del socialismo.

En el último día de la campaña los sondeos dados a conocer antes del comienzo de la veda electoral, a partir de las 0 horas del sábado, coincidieron en otorgarle a Sarkozy una diferencia, como mínimo, de seis puntos por sobre la socialista.

El viernes Royal, quien busca ser la primera mujer presidenta de Francia, disparó sus últimos cartuchos con munición gruesa sobre su rival.

La socialista realizó "un llamamiento a los electores para que abran los ojos" y "demostrar que los sondeos mienten".

Además, Royal criticó con más dureza que nunca a Sarkozy y dijo que deseaba emitir un "alerta" de que la victoria de Sarkozy podría "disparar violencia y brutalidades en todo el país" acusando a su rival de "poner en peligro la paz civil".

Sarkozy aseguró que las declaraciones de la socialista se debían a "los nervios" por saber que sus "posibilidades son cada vez menores".

En la primera vuelta (22 de abril), Sarkozy obtuvo el 31,2% de los votos y Royal el 25,9%. En las últimas dos semanas tras la primera vuelta los candidatos buscaron constantemente conquistar esencialmente la gran porción de votos del centro.

La centrista Unión para una Democracia Francesa (UDF) de Fran ois Bayrou se convirtió en el árbitro de esta consulta por haberse consolidado como tercera fuerza política del país al alzarse con el 18,6% de los sufragios (6.8 millones de votos), con lo que triplicó su resultado en las presidenciales de 2002.

Las encuestas sostienen que "alrededor del 30% todavía está pensando" a quién votar. En las dos últimas semanas, Bayrou se acercó a Royal y el jueves anunció que no votará a Sarkozy, a pesar de que la mayoría de los diputados de su partido respaldan al candidato conservador.

A pesar de que el líder de la extrema derecha Jean-Marie Le Pen llamo a una abstención masiva, se descuenta que Sarkozy, de 52 años, por afinidad ideológica contara con la mayoría de los votos del Frente Nacional (10,5%) con lo que estaría a un paso de alcanzar el 50% de los sufragios.

Por su parte, Royal, de 53 años, cuenta con el apoyo unánime de la extrema izquierda, pero para tener posibilidades de ganar necesita dos tercios de los votos centristas y esperar que la extrema derecha se abstenga en gran número.

El momento mas importante de esta segunda vuelta fue el debate de casi tres horas que celebraron el miércoles último, que fue seguido por más de 22 millones de telespectadores.

Fue Sarkozy el que mostró un mayor dominio de los temas y precisión, mientras que Royal se diluyo en sus respuestas pero dejo en claro que fue quien mas arriesgo, reflejando una imagen de firmeza que, sin embargo, no se tradujo en un avance en los sondeos.

Dejá tu comentario