27 de mayo 2003 - 00:00

Gallardón: el máximo ganador de los comicios

Gallardón: el máximo ganador de los comicios
Madrid (ANSA, ASN) - El rostro vencedor de las elecciones municipales y autonómicas celebradas el domingo en España es el de Alberto Ruiz Gallardón (Partido Popular), el nuevo alcalde de Madrid, lo que lo afianza en la carrera electoral del oficialismo para reemplazar a José María Aznar en la presidencia de gobierno en 2004.

Ruiz Gallardón, de 44 años, presidente durante 8 años de la Comunidad de Madrid (distrito que comprende Madrid, Leganés, Móstoles y otras localidades que rodean la capital), e hijo de una prominente figura del franquismo, es la cara «progresista» del PP y fue uno de los pocos que se animó a desafiar en su momento el férreo dominio de Aznar dentro del oficialismo.

• Popularidad

En mayo de 1999 crecieron los rumores de que Ruiz Gallardón estaba planeando lanzarse a la candidatura presidencial, cuando el gobierno de Aznar llevaba recién tres años y no había sido reelecto. Su estética «progre» lo hacía aparecer frecuentemente en televisión y las encuestas marcaban un nivel alto de popularidad.

Dicen que Aznar juró que no volvería a sentar a su mesa al díscolo de Madrid. El hiperoficialista Javier Arenas le contestó al joven rebelde en público que las candidaturas «no están abiertas» y lo invitó a «trabajar humildemente y sin soberbia».

La astucia y la amplitud de Aznar lo llevó a poner como candidato de la difícil plaza de Madrid a un candidato con amplia aceptación popular, con poco margen para las críticas desde la izquierda (PSOE e Izquierda Unida), en momentos en que su alineamiento con George W. Bush es difícil de digerir para la mayor parte de los españoles.

• Gestión deslucida

Lo que resalta aun más el triunfo de Ruiz Gallardón es que el PP perdió en la Comunidad de Madrid en manos de la coalición PSOE-IU (Rafael Simancas), en donde Aznar había puesto como postulante a Esperanza Aguirre, una ex secretaria de Cultura del riñón del aznarismo.

El candidato triunfante debió remontar una gestión deslucida de
José María Alvarez del Manzano, que según sus críticos sometió a la capital española en un caos de obras públicas cuestionables y la alejó de las luces de una gran capital.

Obras como las del subte de Madrid, que lo convirtieron en una de las líneas subterráneas más extensas del mundo, fueron llevadas a cabo por Ruiz Gallardón desde la Comunidad, en una sorda competencia con Alvarez del Manzano.

Dejá tu comentario

Te puede interesar