Indonesia: rescatan a 177 náufragos pero aún quedan más de 400 desaparecidos

Mundo

Tuban (AFP) - Pescadores y servicios de rescate indonesios hallaron al menos a 177 sobrevientes del ferry que se hundió el viernes frente a las costas de la isla de Java durante una tormenta, pero más de 400 personas siguen desaparecidas.

Unos 151 sobrevivientes ya están en tierra, y otros 15 se hallan a bordo de un barco vietnamita que avanza hacia el puerto javanés de Surabaya, indicó el departamento de Transporte.

"Además hay una víctima que murió en un barco de pescadores que también está trayendo a 11 sobreviventes a Rembang", dijo un funcionario del departamento, Soeharto, según la agencia de prensa oficial Antara.

Un grupo de 17 hombres y una mujer fueron recogidos por barcos pesqueros y llevados al hospital de Rembang, donde la mayoría de los sobrevivientes del desastre han sido trasladados, dijo Suripto, oficial de policía de Rembang.

El "Senopati Nusantara" se hundió el viernes mientras recorría el trayecto entre Kuami, en la isla de Borneo, y Semarang, en Java.

El ferry transportaba a 545 pasajeros y 57 miembros de tripulación y tenía permiso para llevar hasta 850 personas, indicó a la prensa un responsable portuario, Slamet Rahardjo.

El barco estaba equipado con dos botes salvavidas, 47 balsas capaces de trasladar a 1.175 personas y 1.125 chalecos salvavidas, añadió.

Un total de 17 personas rescatadas llegaron el domingo a Tuban y fueron tratadas por deshidratación.

"No han comido en unos dos días. Estuvieron a la deriva entre 10 y 12 horas y luego el bote no pudo aguantar porque las olas eran muy fuertes", dijo Yuni, una enfermera del hospital de Tuban.

Las operaciones de búsqueda y rescate se reanudaron con la movilización de cinco barcos de guerra y dos de la policía, dijo la radio Elshinta. Barcos pesqueros y otras naves privadas también salieron a buscar sobrevivientes pese al continuo mal tiempo.

Dos buques continuaron la búsqueda toda la noche del sábado, pero los demás debieron regresar al puerto cuando olas de entre cinco y seis metros comenzaron a afectar su labor.

Los funcionarios afirman que perdieron contacto con el ferry a la medianoche del viernes.

Veintiún sobrevivientes en una balsa fueron remolcados al puerto de Rembang en la noche del sábado. Muy fatigados tras la odisea, desembarcaron frente a una multitud de curiosos y fueron trasladados por la policía a un hospital local.

Cientos de familiares examinaban la lista de sobrevivientes colocada en el hospital de Rembang, con la esperanza de hallar a hijos, madres o padres.

"Espero que el gobierno pueda reanudar el rescate lo antes posible, porque cuanto más tiempo pase, más pequeñas son las posibilidades de supervivencia", dijo Said, quien recibió una llamada de las autoridades para avisarle de que su madre viajaba a bordo del ferry.

"Estamos haciendo nuestros mayores esfuerzos para rescatar tanta gente como sea posible", dijo el ministro de Transporte indonesio, Hatta Radjasa, a MetroTV.

El barco fue construido en 1990 y sometido a revisión en 2006, por lo cual "no debería haber tenido ningún problema", afirmó. "Las enormes olas provocaron el hundimiento del barco", señaló.

Dejá tu comentario