Irak: matan a tres sunitas encargados de redactar la Constitución Irak: matan a 13 empleados de base militar de EEUU

Mundo

Tres dirigentes sunnitas pertenecientes al comité encargado de redactar la nueva constitución iraquí fueron muertos hoy en Bagdad por hombres armados, informó el ministerio del Interior.

Los sunnitas tienen participación escasa en las instituciones creadas en el país por las fuerzas de ocupación, ya que la mayoría se apartó de los procesos puestos en marcha una vez invadido el país, en marzo de 2003, incluidas las elecciones de enero de 2005.

El ataque fue cometido apenas horas después de que el presidente iraquí, Jalal Talabani, anunció que la nueva constitución será presentada probablemente antes de fin de julio.

El comité parlamentario que redacta el proyecto cuenta con 71 miembros, de los cuales sólo 17 sunnitas. El informe del ministerio del Interior sobre el ataque no precisó si las víctimas son diputados.

Según una norma transitoria del gobierno, la redacción de la constitución debe estar concluida a más tardar el 15 de agosto y el texto debe ser sometido a referendo el 15 de octubre.

Además, trece iraquíes murieron hoy cuando hombres armados atacaron a tiros un colectivo que llevaba a su trabajo a empleados de una base militar estadounidense ubicada en Baquba, al noroeste de Bagdad, informó la policía.

A bordo de un auto a toda velocidad, los atacantes se pusieron a la altura del colectivo y abrieron fuego sobre el vehículo, causando la muerte del chofer y de los nueve trabajadores de la base norteamericana que viajaban en el micro, dijo la policía.

Fuera de control, el colectivo atacado embistió a otro auto que venía en dirección contraria y mató a sus tres ocupantes, todos ellos civiles iraquíes, según la fuente.

Por otro lado, dos personas, entre ellas un policía, fueron muertos, y cuatro sufrieron heridas, por la explosión de una bomba al paso de una patrulla policial en Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad.

La policía de esa ciudad informó que la segunda persona muerta era un militante de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), el partido del presidente iraquí, Jalal Talabani, que tiene una sede en el lugar de la explosión.

Dejá tu comentario