Tras denunciar trabas en la inspección nuclear, director argentino de OIEA viaja a Irán

Mundo

Rafael Grossi tendrá una reunión con miembros de la Organización de Energía Atómica en Teherán, capital de Irán.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el argentino Rafael Grossi, viajará a Teherán para reunirse mañana con el vicepresidente y jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, tras denunciar obstáculos en la posibilidad de realizar inspecciones nucleares, informaron hoy ambas partes.

"Rafael Grossi se reunirá con el vicepresidente de la República Islamica y el jefe de la Organización Iraní de Energía Atómica, Mohammad Eslami", indicó el organismo de la ONU en una declaración.

Asimismo, el embajador iraní ante organizaciones internacionales en Viena, Kazem Gharibabadi confirmó la noticia a través de su cuenta de Twitter. La nota del organismo de energía atómica agregó que -a su regreso Grossi- hará declaraciones a la prensa desde el aeropuerto de Viena.

La visita se produce después de que la agencia emitiera un informe especialmente duro a principios de esta semana en el que se queja de que desde febrero de 2021 las actividades de verificación y supervisión del organismo se han visto gravemente obstaculizadas por la decisión de Irán de restringir las inspecciones.

Sin embargo, el presidente iraní, el conservador Ebrahim Raissi, reaccionó asegurando que su país estaba siendo "transparente".

En tanto las grandes potencias están perdiendo la paciencia, más de dos meses después de la suspensión de las negociaciones iniciadas en abril en Viena bajo la égida de la Unión Europea para intentar resucitar el acuerdo internacional de 2015, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC).

El PAIC, sellado por Irán y el Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania) impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní con el objetivo de excluir su posible dimensión militar, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En mayo de 2018, la Casa Blanca liderada por entonces por Donald Trump rompió el acuerdo y empezó a imponer sanciones unilaterales al territorio iraní con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares, algo que no se ha confirmado.

Un año después, Teherán respondió disminuyendo de manera gradual sus compromisos en el marco del PAIC.

Temas

Dejá tu comentario