Israel aprobó el retiro de sus tropas de un poblado sirio-libanés

Mundo

El gobierno israelí aprobó el miércoles la retirada de sus tropas de la parte norte del dividido poblado sirio-libanés de Ghajar, para entregar el control a la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL), anunció una fuente oficial, que no precisó la fecha.

"La comisión ministerial para las cuestiones de seguridad decidió el miércoles aceptar el principio de una proposición de la ONU y del comandante de la FINUL que prevé la retirada de las fuerzas israelíes de la parte norte del poblado de Ghajar y su despliegue al sur de la Línea Azul", indicó un comunicado del gabinete del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

La comisión "encargó al ministerio de Relaciones Exteriores que finalice los acuerdos provisionales concluidos con la ONU y el comandante de la FINUL, el general Alberto Asarta, para hacer avanzar el expediente lo más rápido posible preservando la seguridad de los ciudadanos de Israel y la vida de los habitantes del poblado", según el comunicado, que subraya que la retirada efectiva tendrá lugar ulteriormente.

Después de la retirada unilateral israelí del sur del Líbano en 2000, la Línea Azul trazada por la ONU fijando la frontera israelí-libanesa colocó un tercio del poblado en el Líbano y los otros dos tercios en el Golán sirio ocupado por Israel desde 1967.

Un portavoz de la FINUL confirmó en Beirut que el general Asarta Cueva fue informado en persona de la decisión por el director general del ministerio israelí de Relaciones Exteriores.

"Esperamos una notificación oficial para obtener más detalles. También es importante tener una fecha de retirada israelí de la zona", subrayó el portavoz, Niraj Singh.

"La conclusión de estas discusiones será presentada a la aprobación de la comisión ministerial para las cuestiones de seguridad antes de ser aplicada", destacó el gobierno.

"Israel aplica así sus compromisos adoptados en la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU", según el texto.

Los habitantes de Ghajar, musulmanes alauitas de origen sirio, pidieron y obtuvieron la nacionalidad israelí, conservando la nacionalidad siria. En varias ocasiones expresaron su rechazo a una división del poblado. Reaccionaron a la decisión israelí al llamar por altavoz a una manifestación en el pueblo en contra de la retirada.

Cuando se realice la retirada, "ya no habrá tropas ni policía ni fuerzas de seguridad israelíes en la parte norte del pueblo dado que la FINUL declaró la zona bajo la autoridad libanesa en materia de seguridad", explicó el portavoz del ministerio israelí de Relaciones Exteriores, Yigal Palmor.

El 8 de noviembre, el primer ministro Benjamin Netanyahu había anunciado al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, su intención de retirar las tropas israelíes de la parte norte de la aldea.

La FINUL pidió a Israel que se retirara de la parte norte de Ghajar en virtud de la resolución 1701 que pone fin a la guerra entre Israel y el movimiento chiita Hezbolá en 2006.

Durante este conflicto, el ejército israelí reocupó la parte norte de Ghajar donde viven 1.500 personas. Luego levantó una cerca provisoria para impedir la infiltración de combatientes del Hezbolá hacia la parte sur, donde viven entre 500 y 800 habitantes.

Dejá tu comentario