Las mineras que protestan a 900 m de profundidad

Mundo

Un grupo de 33 mujeres ocuparon la mina de carbón "Chiflón del Diablo", ubicada en la ciudad de Lota, sur de Chile, y se encerraron a 900 metros de profundidad, en protesta por el fin de un programa de empleos de emergencia que aplicaba el gobierno.

Las mujeres amenazaron con iniciar una huelga de hambre indefinida y emplazaron al gobierno de Sebastián Piñera, a que les responda igual que a los 33 mineros rescatados con vida de la mina San José.

Las manifestantes ingresaron al yacimiento -que desde años funciona sólo como atracción turística-, y descendieron hasta 900 metros de profundidad, desde donde solicitaron reunirse con el obispo de Concepción, Ricardo Ezzati.

La medida es apoyada en el exterior por un centenar de personas.

El programa de empleos de emergencia fue implementado tras el terremoto y maremoto del 27 de febrero, y concluyó en las regiones del Maule y Bio Bio el 4 de noviembre, dejando a 8 mil personas desempleadas.

A principios de octubre habían sido desvinculados otros 9.500 trabajadores de otras zonas del sur de Chile.

Dejá tu comentario