Libia: Rusia cuestionó decisión de la OTAN y envía un mediador

Mundo

El presidente ruso Dimitri Medvedev anunció que enviará un mediador a Bengasi y Trípoli para buscar una solución al conflicto en Libia, mientras el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, cuestionó la decisión de la OTAN de ampliar en 90 días su misión y sostuvo que esto no ayudará a la consecución de un arreglo en ese país árabe.

Según fuentes diplomáticas citadas por medios de prensa italianos, Medvedev hizo el anuncio en Roma durante una reunión con el jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi, y el vicepresidente estadounidense Joseph Biden, con motivo de la fiesta nacional italiana. La semana pasada el mandatario, en la declaración final del G-8 en Francia, que Gadafi "perdió toda legitimidad" y ofreció a sus socios su "mediación" en el conflicto, anunciando el envío inmediato de un emisario a Bengasi, feudo de la rebelión libia en el este.

Por su parte, Lavrov, afirmó que la decisión de la OTAN no colabora a la consecución de un arreglo en ese país árabe: "Con la fuerza no podremos hacer nada", dijo el jefe de la diplomacia rusa, citado por las agencias locales, al comentar la decisión anunciada ayer por la Alianza Atlántica de extender hasta finales de septiembre sus operaciones.

En una conferencia ante la prensa al término de sus conversaciones con su colega búlgaro, Nikolái Mladénov, Lavrov señaló que "hay que hallar las vías para poner fin cuanto antes al derramamiento de sangre" en Libia. Insistió en la necesidad de llevar la situación en el país norteafricano al "cauce político, para llegar a un acuerdo sobre los principios sobre los que será edificada la nueva Libia".

Lavrov indicó que difícilmente contribuyen a esos esfuerzos hechos como el que inmediatamente después de la partida de Libia del presidente sudafricano, Jacob Zuma, que actúa como mediador, se reanudaran de los bombardeos contra el territorio libio, incluso con mayor intensidad que antes.

Según el ministro de Exteriores ruso, los ataques aéreos afectaron también instalaciones que no pueden considerarse como objetivos según la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU. "Les hemos hecho saber a nuestros socios nuestra visión, que es ésta", dijo Lavrov, quien añadió que hay "miembros muy influyentes" de la Alianza Atlántica que comparten el enfoque de Moscú, "pero de momento no tienen mayoría dentro de la OTAN".

Dejá tu comentario