Maduro asumió la presidencia y pidió convocar "inmediatamente" a elecciones

Mundo

Nicolás Maduro inició formalmente su camino como sucesor del fallecido líder Hugo Chávez al jurar como presidente encargado de Venezuela y pedir a la autoridad electoral que convoque "inmediatamente" las elecciones en las que buscará consagrarse como mandatario para los próximos seis años.

"Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Hugo Chávez que cumpliremos y haremos cumplir esta Constitución bolivariana con la mano dura de un pueblo dispuesto a ser libre, lo juro", indicó Maduro con la Carta Magna en la mano ante el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

Maduro prometió el cargo por "la memoria heroica de nuestros pueblos indígenas, de Guaicaipuro, de nuestros libertadores, el más grande de ellos Simón Bolívar, de Ezequiel Zamora y su ejército de desarrapados" y por los niños, los soldados de la patria, de los obreros y de los campesinos.

Además, en lo que definió como su "primer acto de gobierno", anunció la designación como vicepresidente ejecutivo del hasta ahora ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, quien está casado con una de las hijas de Chávez.

"Sepan que yo asumo esta banda para defender al pueblo, para protegerlo y para cumplir el juramento de continuar su camino [el de Chávez], de continuar la revolución, para hacer cumplir su legado", dijo Maduro durante su discurso de una hora, matizado por abundantes evocaciones emotivas del mandatario muerto.

"No estoy aquí por ambición personal, por vanidad o porque mi apellido sea de la oligarquía rancia de esta sociedad; no estoy aquí porque represente a grupos económicos ni de la oligarquía ni del imperialismo norteamericano; no estoy aquí para amparar mafias ni grupos ni grupúsculos", subrayó.

"Estamos aquí, todos nosotros, la dirección político militar de esta revolución, para garantizar la paz, la seguridad de nuestro pueblo, la estabilidad política, y que la revolución de los pobres de Venezuela continúe su rumbo socialista", completó.

Tras llegar al edificio de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) vestido impecablemente de traje negro y con un brazalete con los colores de la bandera venezolana, Maduro prestó el juramento de rigor ante el presidente del Legislativo, Diosdado Cabello.

Antes, el propio Cabello explicó detalladamente -incluso con la lectura textual de un artículo de la Constitución- por qué es Maduro quien debe quedar a cargo del Poder Ejecutivo tras la muerte de Chávez, para despejar cuestionamientos de algunos sectores de oposición.

El acceso de Maduro al cargo de presidente encargado había sido avalado, pocas horas antes, por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

"Nos hemos comunicado oficialmente con la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE, Tibisay Lucena); le pedí que cumpliera con todos los extremos constitucionales y legales, y, con el mandato del artículo 233 (de la Constitución), convoque inmediatamente a elecciones presidenciales", dijo Maduro.

La carta magna establece un plazo de 30 días consecutivos para que se realicen elecciones presidenciales tras la "falta absoluta" del mandatario anterior y la asunción de su reemplazante interino.

"Nosotros estamos listos para ir a elecciones; muy seguros nos sentimos, y que gane quien tenga que ganar, que gane el pueblo", indicó Maduro, quien exhortó "a los sectores de la oposición y a todos los sectores políticos del país a que presenten sus candidatura".

"Hemos tenido información de primera mano sobre problemas de tensiones muy grandes dentro de la oposición, por lo cual algunos sectores no presentarían candidatura, y sería un grave error", señaló.

En su discurso de una hora, Maduro evocó aspectos de la enfermedad que finalmente llevó a Chávez a la muerte.

"Siempre la intuición de Hugo Chávez había sido certera y su intuición le decía que no iba a salir de ese trance", afirmó, y agregó que antes de la segunda operación a la que se sometió, el 11 de julio de 2011, el mandatario fallecido le dijo: "Esto va a ser peor que lo que ustedes están pensando y de lo que dicen los médicos".

Por otro lado, Maduro agradeció a cada una de las autoridades y personalidades extranjeras presentes en el acto, entre los que resaltó a los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y Guyana -país con el que Venezuela mantiene un añejo diferendo limítrofe-, Donald Ramotar, así como a los ex mandatarios paraguayo Fernando Lugo y hondureño Manuel Zelaya.

Dejá tu comentario