Hallaron en México utensillos de humanos que vivieron hace más de 30.000 años

Mundo

El material encontrado, incluidas 1.900 herramientas de piedra tallada, son muestra de una ocupación humana en la cueva de Chiquihuite, al norte de Ciudad de México.

Utensilios hallados en una cueva en el centro de México evidenciaron que los humanos vivían en Norteamérica hace más de 30.000 años, es decir 15.000 años antes de lo que se pensaba, anunciaron investigadores el miércoles.

El material encontrado, incluidas 1.900 herramientas de piedra tallada, son muestra de una ocupación humana en la cueva de Chiquihuite, al norte de Ciudad de México, que se remonta a 33.000 años, y que duró 20.000 años, destacan dos estudios publicados en la revista Nature.

"Nuestras investigaciones aportan nuevas pruebas sobre la antigüedad de la presencia de humanos en las Américas", declaró a la AFP el arqueólogo Ciprian Ardelen, autor de uno de los dos estudios.

Los utensilios más antiguos encontrados en esta cueva, situada en altitud, fueron datados con carbono 14 en un rango de entre 33.000 y 31.000 años antes de la era cristiana. "No son muchos, pero están ahí", comentó este investigador de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Cuevas México

"Nuestras investigaciones aportan nuevas pruebas sobre la antigüedad de la presencia de humanos en las Américas", aseguró el arqueólogo Ciprian Ardelen, autor de uno de los dos estudios.

Si bien no se halló ningún hueso ni ADN en el lugar, "es probable que los humanos lo utilizaran de forma relativamente constante, quizás durante episodios estacionales recurrentes que forman parte de periodos migratorios más grandes", concluye el estudio.

La historia de cómo y cuando llegó el Homo Sapiens a las Américas, la última gran masa de tierra poblada por la especie humana, es a menudo objeto de debate entre los expertos.

La cueva en cuestión es de paredes grisáceas, tiene dos cámaras interconectadas, cada una de más de 50 metros de ancho, 15 metros de alto y un suelo inclinado repleto de estalagmitas. Estas puntas carbonatadas son las centinelas del pasado: “Debajo de los espeleotemas uno pisa el Pleistoceno”, dice con emoción el arqueólogo de la Universidad Autónoma de Zacatecas y encargado de la investigación.

Las herramientas más antiguas se alcanzaron a los tres metros de profundidad, pero en todas las capas se encontraron artefactos.

Dejá tu comentario