El gobierno de Macron sancionará a los militares que amenazaron con un levantamiento

Mundo

El Ministerio de Defensa ordenó una investigación tras la solicitada nacionalista, donde generales y oficiales criticaron la "desintegración de Francia".

La ministra de Defensa de Francia, Florence Parly, exigió que se sancione a los militares-entre ellos una veintena de generales- que firmaron una polémica tribuna en la que denuncian la "desintegración" de Francia, comprometieron su apoyo a cualquier candidato que trabaje para "salvaguardar la nación" y amenazaron con un levantamiento.

"En cuanto a los militares que han violado el deber de reserva, por supuesto, se prevén sanciones", dijo la ministra del gobierno de Emmanuel Macron a la radio France Info.

La solicitada, publicada por el semanario derechista Valeurs Actuelles el 21 de abril -el mismo día que el 60º aniversario de un intento de golpe de Estado por parte de generales hostiles a la política del presidente Charles de Gaulle durante la guerra de Argelia - fue firmada por "unos 20 generales, 100 oficiales superiores y más de 1.000 otros militares".

En ella denuncian la "decadencia" que golpea a la patria, el "odio entre comunidades" alimentado por "cierto antirracismo", así como "el islamismo y las hordas suburbanas" que someten a parte de Francia "a dogmas contrarios a nuestra Constitución".

Los militares firmantes dicen estar "dispuestos a apoyar los políticos que tengan en cuenta la salvaguarda de la nación" y advierten que si "la laxitud sigue extendiéndose", esto hará necesaria "la intervención de nuestros compañeros en activo".

El gobierno de Macron calificó de "irresponsable" el mensaje, un "insulto" para el conjunto de las Fuerzas Armadas. "Apelan a una suerte de insurrección o, al menos agita un clima de división", esgrimió Parly. El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas fue instruido a investigar quién está detrás.

Este tipo de toma de posiciones no tiene precedentes en Francia, donde el ejército suele ser apodado "la Grande Muette" (la Gran Muda) por su falta de participación en el debate político.

La líder ultraderechista Marine Le Pen, candidata a las elecciones presidenciales de 2022 en las que lidera las encuestas con el presidente Emmanuel Macron, invitó a los militares inmediatamente a "unirse" a ella, lo que aumentó la controversia.

Estos soldados "vinieron a decir que hay que hacer cumplir las leyes" y "que la situación de Francia es terriblemente preocupante. No se trata sólo de la anarquía, la delincuencia, el odio y el rechazo del patriotismo por parte de nuestros dirigentes, sino también de la desintegración de la nación", dijo.

Una parte de la izquierda denunció el sábado el texto, al tiempo que criticó la falta de reacción del gobierno. El lunes, el líder de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, llegó a pedir al fiscal de París "que emprenda acciones legales" contra sus autores.

Dejá tu comentario