Morales ahora dice ver "coincidencias" con Bush

Mundo

La Paz (EFE, AFP, Reuters)- Evo Morales, quien se definió alguna vez como «pesadilla» para los Estados Unidos, dijo haber encontrado varias « coincidencias» con Washington, inclusive en materia de lucha antidrogas.

Vencedor por amplio margen en las elecciones de diciembre, tras una campaña marcada por su discurso «antiimperialista» y su defensa de los pueblos indígenas de los cuales procede, Morales se ha mostrado cauteloso en lo internacional desde que inició su mandato el 22 de enero.

El primer presidente indígena de Bolivia, recién reelegido líder de los combativos sindicatos de productores de coca, señaló que se reunió el sábado con el embajador David Greenlee, su cuarto contacto directo con representantes de Washington desde que ganó los comicios.

Sobre su encuentro con Greenlee, Morales destacó varios consensos fundamentales. «Por lo menos coincidimos en cocaína cero», dijo, para señalar luego que otros dos grandes entendimientos con los Estados Unidos son la defensa de la democracia y la lucha contra la corrupción.

  • Roces
  • Morales dijo que pidió cooperación de inteligencia de la embajada para evitar corrupción entre sus ministros y viceministros, porque «primero hay que limpiar la casa». Admitió, sin embargo, que la erradicación de cocales subsiste como foco potencial de roces, ya que los Estados Unidos mantienen oficialmente su políticade «coca cero» y los sindicatos acaban de decidir que mantendrán un modelo de cultivos limitados.

    «Me he dado cuenta de que el embajador entiende perfectamente, aunque no lo dice, que sí es importante esta racionalización del cultivo de coca», dijo. Desde 2004 están permitidas en el Chapare, región del centro del país donde actúan los sindicatos liderados por Morales, 3.200 hectáreas de cocales.

    Morales agregó que su reunión con Greenlee sirvió también para ratificar que su gobierno permitirá que sigan operando en el país funcionarios especiales de la agencia antidrogas DEA y la CIA estadounidenses, «si no violan los derechos humanos».

    Esos encuentros se iniciaron el 1 de enero, cuando Greenlee recibió al entonces presidente electo Morales para felicitarlo, ofrecerle cooperación y, a decir del mandatario, «voltear la página» tras décadas de enfrentamientos entre la potencia y los sindicatos de productores de coca.

    Luego, el día de su asunción, Morales recibió nuevas promesas de cooperación de Thomas Shannon, subsecretario para Asuntos Interamericanos del Departamento de Estado y enviado especial del presidente George W. Bush. El mismo Bush llamó hace diez días a Morales para felicitarlo. «Yo no he pedido ningún contacto telefónico con Bush; un día me comunicaron que me iba a llamar (...) felicitándonos, deseándonos éxito, dispuesto a entablar diálogo», precisó Morales.

  • Investigación
  • Consultado sobre la demanda anunciada el viernes por la Aduana Nacional de Bolivia contra la española Repsol por un presunto delito de contrabando, Morales manifestó que «se tiene que investigar a todas las empresas» del sector energético.

    El dirigente cocalero y presidente rehusó también comentar un reciente llamado del gobierno estadounidense para aislar al presidente venezolano, Hugo Chávez, por quien Morales tiene abierta admiración.

    «Nos interesa tener relaciones con todos los países», dijo, además, en una conferencia de prensa con corresponsales internacionales, evitando responder a una pregunta sobre el localmente sensible tema de las relaciones de Bolivia con Chile.

    Dejá tu comentario