Muestran a un kamikaze y dicen que otro era de origen jamaiquino

Mundo

Londres (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Una semana después de los atentados que sacudieron Londres, los británicos se vieron sacudidos ayer por dos hechos: la divulgación de la imagen de uno de los terroristas llevando los explosivos en su mochila, momentos antes de inmolarse, y la revelación de que el cuarto kamikaze era un británico de origen jamaiquino.

Las imágenes muestran a Hasib Hussain, un británico de origen paquistaní de 19 años, captado por una cámara de seguridad, en la estación ferroviaria de Luton, localidad al norte de Londres, de donde viajó a la capital británica el 7 de julio.

Con una gran mochila negra a la espalda, Hussain aparece en la grabación caminando, con semblante serio, aparentemente relajado y vestido con una campera oscura y pantalones vaqueros.

El joven vivía en Holbeck, barrio de los suburbios de Leeds (norte de Inglaterra), donde su casa ha sido registrada en una operación policial que ha resultado, hasta la fecha, en la detención de un sospechoso y el hallazgo de explosivos en relación con los atentados, que causaron al menos 54 muertos y 700 heridos.

• Itinerario

El pasado día 7 por la mañana, Hussain, quien simplemente dijo a su familia que iba a pasar la jornada con unos amigos en Londres, llegó a la estación londinense de King's Cross acompañado de los otros tres terroristas suicidas. Allí, los terroristas suicidas se separaron, y el joven tomó el autobús urbano número 30, que explotó poco antes de las 10 de la mañana en la plaza de Tavistock, cerca del Museo Británico, y casi una hora después de los tres atentados de sus compañeros en el subterráneo. Según las autoridades, ese episodio dejó 13 muertos.

Ahora, la policía -que ha pedido la ayuda de posibles nuevos testigos- intenta reconstruir los movimientos de Hussain, cuya familia llegó a denunciar su desaparición el mismo día de la masacre ante el centro habilitado para atender a las víctimas, una pista clave que dio pie a la redada de Leeds.

«Las preguntas que hacemos a la gente son:
'¿Vio usted a este hombre en King's Cross? ¿ Estaba solo o con otros? ¿Lo vio usted subir al autobús número 30? ¿Y si lo vio, dónde y cuándo?'», declaró el jefe de la brigada antiterrorista de Scotland Yard, el subcomisario Peter Clarke.

Los investigadores tratan de averiguar por qué Hussain, al contrario de sus secuaces, que detonaron los artefactos explosivos en trenes del metro, decidió perpetrar la matanza en un autobús.

En una comparecencia ante la prensa, el jefe de la brigada antiterrorista también publicó una imagen del registro de conducir de Hasib Hussain y reiteró su llamamiento a la colaboración ciudadana.

• Presunta identificación

Clarke reveló, asimismo, que hay «pruebas forenses» que indican que el cuarto terrorista, un británico de origen jamaiquino, posiblemente «murió en la explosión» del artefacto colocado en un convoy del metro en la estación de King's Cross. Su nombre sería Lindsey Germail, según dijeron a la cadena británica Sky News fuentes de las fuerzas de seguridad británicas, que no precisaron su edad.

El cuarto terrorista fue identificado después de que los servicios de rescate extrajeran su cuerpo de los restos del tren siniestrado en la estación de metro de King's Cross, en el centro de Londres.

La procedencia de ese individuo causó estupor en el país, ya que los otros tres implicados en la matanza eran también británicos, pero de origen paquistaní.
El hecho de que sea de origen jamaiquino indica que las redes del islamismo más radical exceden los límites de las comunidades musulmanas.

Por otro lado, se determinó que
Mohammed Sadique Jan, uno de los presuntos kamikazes, acudía cada año a Afganistán o Pakistán para recibir entrenamiento militar.

Según afirmó ayer uno de sus conocidos, el sospechoso del atentado del metro de Edgware Road,
de 30 años y padre de una niña de 8 meses, habría acudido a estos países para « convertirse en un combatiente, aprender a manejar las armas, los explosivos y la disciplina militar», declaró a la radio inglesa BBC esta persona que pidió el anonimato.

Los comentarios de Mohammed Sadique Jan eran «un poco raros, extremos», informó la fuente, quien calificó al presunto kamikaze de «chiflado». De acuerdo con un comunicado de la sede del primer ministro, que detalla la lista de ataques cometidos en los últimos 12 años por la red terrorista Al-Qaeda, el gobierno británico asoció oficialmente ayer los atentados de Londres con el grupo de
Osama bin Laden.

Dejá tu comentario