Obama sigue arriba en encuestas y crece en los estados clave

Mundo

Washington (EFE, AFP) --La crisis financiera sigue beneficiando a poco más de un mes de la elección presidencial estadounidense al demócrata Barack Obama, considerado por varios sondeos favorito ante su adversario John McCain y superando 50% de intención de voto en tres de los estados clave.

Una encuesta de Pew Research Center otorga siete puntos de ventaja al candidato negro a nivel nacional (49% contra 42% para Mc-Cain), mientras que otro sondeo de la Universidad de Quinnipac le asigna de 8 a 15 puntos por encima de su rival en tres estados de crucial peso electoral (Florida, Ohio y Pensilvania).

Según Pew, tres factores explican el avance del candidato demócrata: su desempeño durante el debate televisado del viernes último, considerado «excelente o bueno», la confianza que inspira para resolver la crisis financiera y el efecto negativo de la candidata republicana a la vicepresidencia, Sarah Palin, en la campaña de McCain.

De acuerdo con el sondeo de Pew, 51% de los norteamericanos estiman que la gobernadora de Alaska no tiene las condiciones para eventualmente convertirse en presidente de EE.UU.

Según el sondeo de la Universidad de Quinnipac, Obama supera a McCain por 51% de las intenciones de voto contra 43% de McCain en Florida; por 50% a 42% en Ohio y por 54% a 39% en Pensilvania.

Ningún candidato ganó la presidencia desde 1960 sin asegurarse dos de estos tres estados, los que han sido repetidamente visitados por Obama y McCain.

Mientras, un promedio de los sondeos nacionales efectuado por la organización RealClearPolitics otorga al candidato negro una ventaja de 4,9 puntos.

  • Sistema

    El sistema electoral estadounidense otorga una cantidad de votos electorales a cada estado en función de su tamaño y población, lo que marca así su representación en el Colegio Electoral, el órgano que finalmente elige al presidente de EE.UU. De ese modo, puede ocurrir que un candidato gane la elección popular pero que pierda en el Colegio Electoral.

    Salvo contadas excepciones, quien gana en un estado se lleva la totalidad de los votos electorales del mismo, y para lograr la presidencia son necesarios al menos 270, es decir, la mayoría simple de los 538 votos del Colegio Electoral. Dado que muchos de los estados del país repiten año tras año sus patrones de voto, las elecciones suelen depender de un puñado de estados cuyas preferencias fluctúan de un ciclo electoral a otro.

    Mientras, los electores más madrugadores del país comenzaron a entregar sus boletas en los más de 30 estados que permiten votar por correo (o incluso en persona) antes de la cita con las urnas del próximo 4 de noviembre. Se prevé que alrededor de una tercera parte del padrón vote este año por anticipado, un sistema cuya popularidad ha ido en aumento. En 2004 fueron 22% de los electores quienes sufragaron antes, mientras que en 2000 lo había hecho 16%.

    Entre los «estados tempraneros» están algunos que se prevé resulten decisivos en la elección del próximo inquilino de la Casa Blanca, como Ohio, Virginia, Nevada y Nuevo México.

    Las dos campañas, que ya gastaron millones de dólares en los estados clave, intensificaron esta semana sus esfuerzos para convencer a los votantes madrugadores.
  • Dejá tu comentario