Para Israel, el gobierno palestino es "terrorista"

Mundo

Jerusalén (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - La irrupción de Hamas en el gobierno palestino, que ayer postuló como primer ministro al dirigente Ismail Haniyeh, derivó en que el ejecutivo israelí de Ehud Olmert definiera a la autoridad de los territorios árabes como «terrorista». En consecuencia, Israel decidió congelar fondos que gira mensualmente a la Autoridad Palestina (AP) en concepto de impuestos, lo que deja a la nueva administración en una seria situación económica.

En concreto, desde principios de marzo dejará de enviar a los palestinos unos 50 millones de dólares de fondos correspondientes al reembolso de los aranceles y del impuesto sobre el valor agregado (IVA) aplicados a los productos destinados a Cisjordania y la Franja de Gaza.

Según Olmert, en declaraciones al inicio de la reunión de gabinete y difundidas por la radio pública local, «está claro que con una mayoría de Hamas en el Parlamento palestino y la formación de un gobierno bajo la dirección de Hamas, la AP se convirtió, de hecho, en una autoridad terrorista, e Israel no la aceptará».

Los fondos cortados representan alrededor de 30% del presupuesto de la Autoridad Palestina y permiten el pago de los salarios de unos 140.000 funcionarios, incluyendo a 60.000 policías y miembros de los servicios de seguridad.

El ejecutivo israelí llamó, además, a la comunidad internacional «a interrumpir toda ayuda a la AP, exceptuando la asistencia humanitaria a la población», según un comunicado del gobierno. El gabinete del primer ministro indicó en su comunicado que «impedirá el envío de material y de ayuda a los servicios de seguridad palestinos (...), así como los movimientos de individuos vinculados a Hamas, incluidos sus representantes electos, en los sectores bajo control israelí. También se decidió que los controles de seguridad en las rutas sean «mucho más rigurosos, tanto para las personas como para las mercancías». Unos 15.000 palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza disponen actualmente de un permiso de trabajo en Israel, y se estima que los movimientos ahora serán aún más dificultosos.

Para el presidente palestino,
Mahmud Abbas, la decisión de cortar los fondos deja a los territorios autónomos en una severa crisis. «

Desafortunadamente, las presiones comenzaron, y el apoyo y la ayuda empezaron a disminuir; por lo tanto, estamos en una crisis financiera real», esgrimió.

Según un alto responsable de la presidencia del Consejo, Olmert declaró, además, a sus ministros: «Emprendemos un proceso de debilitamiento progresivode nuestras relaciones con la AP, mientras Hamas no acepte los principios exigidos por Israel, la Unión Europea y Estados Unidos».

Todos ellos llaman a Hamas a reconocer a Israel, a renunciar a la violencia y a aceptar los acuerdos alcanzados por Israel y los palestinos.

«Si ya era difícil llegar a un acuerdo de paz antes (de la victoria de Hamas), sobre las bases actuales, está claro que es imposible»,
afirmó también el primer ministro interino israelí.

En Gaza, el propuesto primer ministro palestino
Ismail Haniyeh criticó las decisiones del gabinete israelí. «Pretenden doblegar a los palestinos y someter su voluntad, subvirtiendo su elección democrática.»

Sin embargo, el futuro primer ministro advirtió:
« Nosotros sabremos adoptar contramedidas», si Israel cumple su amenaza.

«Primero dicen que Hamas es un movimiento terrorista, ahora dicen que la AP es terrorista, mañana dirán que todo el pueblo palestino es terrorista»,
replicó Hanyeh.

• Perfil

Ismail Haniyeh encabezaba la lista del movimiento terrorista que ganó las elecciones legislativas del 15 de enero frente al Fatah del presidente de la AP, Mahmud Abbas (Abu Mazen).

Tiene fama de pragmático dentro del movimiento islámico. Este ex universitario de 43 años, que es ya abuelo y cuya familia es originaria de Ashkelon (Asqalan en árabe), en el sur de Israel, nació en 1963 en el miserable campamento de refugiados de Chatti en Gaza, donde aún vive.

Miembro del bureau político de Hamas dirigido por
Khaled Mechaal, hizo sus estudios primarios y secundarios en un establecimiento financiado por la ONU. Más tarde, se diplomó en la Facultad de Educación de la Universidad Islámica, donde tuvo militancia en los Hermanos Musulmanes en la década del 80.

Haniyeh fue encarcelado varias veces por Israel durante la primera Intifada que estalló en 1987. En 1992, fue expulsado 6 meses al sur del Líbano por la autoridad israelí.


Junto con Mahmud Zahar, Haniyeh es considerado como el más importante dirigentepolítico del Hamas en la Franja de Gaza después de los asesinatos por Israel del jeque Ahmed Yassin, Abdelaziz Rantissi y de Ismail Abu Chanab. El mismo escapó a una tentativa de asesinato en setiembre de 2003, cuando se encontraba en compañía de Yassin.

Dejá tu comentario