Merkel exige que "Rusia responda" por el envenenamiento de Navalny mientras crece la indignación en Occidente

Mundo

La canciller de Alemania afirmó que solo el gobierno de Putin "puede y debe" explicar el ataque con Novichok al líder opositor. Reino Unido, la UE y Estados Unidos se sumaron al clamor.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó que los exámenes médicos realizados al opositor ruso Alexéi Navalny demuestran que fue "víctima de un delito" y advirtió que "están surgiendo preguntas muy graves que sólo el Gobierno de Rusia puede y debe responder".

El laboratorio especial de las Fuerzas Armadas alemanas que analizó las muestras de sangre tomadas a Alexéi Navalny, principal detractor del presidente Vladímir Putin, halló "pruebas inequívocas" de que fue envenenado con el agente neurotóxico Novichok en Rusia, razón por la cual el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán ya convocó al embajador ruso en Berlín.

Merkel conformo en una comparecencia que el embajador ruso fue informado de los resultados de los test. Moscú había criticado los primeros informes que ya sugerían desde Berlín la hipótesis del envenenamiento.

El gobierno ruso reaccionó este miércoles reiterando que considera "infundadas" las acusaciones formuladas por Alemania, pero se ofreció a cooperar en el caso.

"Parece que estamos volviendo a los tiempos que, sinceramente, tendría ganas de dejar atrás, los tiempos de declaraciones infundadas y ausencia de hechos a la hora de debatir las cuestiones serias", dijo a la cadena Rossia 1 la vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajarova.

Por su parte, el vocero de Putin, Dmitri Peskov, adoptó un tono menos combativo y aseguró que Moscú tiene "disposición e interés en cooperar e intercambiar con Alemania datos" sobre lo ocurrido con Alexéi Navalny.

No obstante, dijo que por ahora el gobierno de Merkel no contestó esa propuestas de cooperación. "La Fiscalía General rusa envió oficialmente estas propuestas y sigue esperando una respuesta oficial. También los médicos rusos propusieron oficialmente intercambiar datos con los colegas alemanes", detalló.

La confirmación del envenenamiento, algo que el círculo de Nalvalny denunció desde un primer momento, generó "preocupación" en la administración de Donald Trump, según comunicó la Casa Blanca.

La Unión Europea (UE) denunció, por su parte, un "acto despreciable y cobarde" en el ataque al opositor ruso.

Reino Unido, que ya acusó en dos ocasiones en el pasado a Rusia por asesinar o intentar asesinar a exagentes con sustancias tóxicas, exigió a Moscú "decir la verdad".

"El gobierno ruso tiene claramente que dar explicaciones. Debe decir la verdad sobre lo que le ocurrió a Alexéi Navalny", afirmó el canciller Dominic Raab.

En Reino Unido, el agente Novichok fue utilizado hace dos años para envenenar al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija, quienes sobrevivieron al ataque.

En tanto, la ONG de Nalvalny aseguró que el Estado ruso es el "único" que tiene la posibilidad de utilizar un agente neurotóxico de tipo Novichok.

"Solo el Estado (FSB, GRU) pudo recurrir al Novichok. Va más allá de toda duda razonable", estimó, citando los acrónimos de los servicios especiales rusos, Ivan Jdnaov, director del Fondo de Lucha contra la Corrupción del opositor.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario