Se confirmó ruptura de derecha en Chile

Mundo

Santiago (AFP, ANSA) - A siete meses de la elección presidencial, Chile siguió siendo sacudido ayer por el terremoto político que provocó el empresario Sebastián Piñera al lanzar su candidatura, inquietando tanto a la derecha -que iría dividida a la contienda-como a la gobernante Concertación -que podría perder a manos de él numerosos votos de ciudadanos moderados-.

«Yo no me voy a bajar»,
advirtió desafiante Piñera, quien pareció consumar así la división de la derecha. Este había proclamado su candidatura el sábado a la noche en el consejo general que celebró su Partido Renovación Nacional (RN), que hasta ese momento apoyaba la candidatura del líder de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Joaquín Lavín. La advertencia de Piñera fue un abierto rechazo a la propuesta que Lavín entregó el domingo para que ambos se enfrenten en una elección primaria el 31 de julio, donde la UDI y RN podrían designar a un candidato único de la opositora Alianza por Chile.

• Definición oficialista

Ese día los partidos de la oficialista Concertación celebrarán una primaria para definir las aspiraciones de las dos candidatas que buscan reemplazar al presidente Ricardo Lagos: la ex ministra socialista de Defensa Michelle Bachelet, favorita en las encuestas, y la ex canciller demócrata cristiana Soledad Alvear.

En tono decidido,
Piñera se manifestó ayer convencido de que su sorpresiva campaña culminará el 11 de diciembre, si es elegido presidente de Chile por mayoría absoluta, o «va a terminar en la segunda vuelta o en La Moneda», el palacio presidencial.

Lavín reiteró su propuesta de una primaria, pero al conocer la postura de su ex aliado afirmó que está dispuesto a competir con el empresario y líder de RN en diciembre.

«Nos vemos en diciembre los dos», dijo Lavín, cuyo bajo respaldo en las encuestas precipitó la decisión de RN de lanzar un candidato propio para enfrentar a las dos ex ministras « estrellas» del presidente Lagos, que encabezan todos los sondeos de opinión.

Sin embargo, la irrupción de Piñera, uno de los dueños de la aerolínea Lan Chile, también golpea la Concertación debido a su
tradicional y reconocido rechazo al régimen de Augusto Pinochet, lo que podría restar al oficialismo muchos votos de ciudadanos moderados, partidarios de dar una orientación más liberal a la economía pero alejados de la derecha política.

En este sentido, las noticias no ayudan a Lavín -más tardíamente distanciado del régimen militar-, ya que el legado del pinochetismo no sale de las primeras planas de la prensa. Según dijo ayer el respetado sitio on line «El Mostrador», Augusto Pinochet Hiriart, hijo mayor del ex dictador, dilapidó una fortuna mucho mayor a las de las cuentas millonarias descubiertas el año pasado a su padre en el Riggs Bank.

Ese medio dijo basarse en fuentes vinculadas a los negocios del hijo de Pinochet, sobre quien se afirmó que usó cuatro documentaciones falsas durante la dictadura.

Dejá tu comentario