Se derritió Moscú: temperatura marcó 37 grados

Mundo

Los termómetros marcaron hoy en Moscú 37,2 grados, la máxima absoluta registrada en la capital rusa. El país vive desde hace semanas una de las olas de calor más prolongadas de los últimas décadas. "La estación meteorológica de Centro Panruso de Exposiciones registró a las 16.00, hora de Rusia, una temperatura de 37,2 grados", indicó un portavoz del Servicio de Meteorología de Moscú.

Con esta temperatura se produce un record para esté país, superando así la marca registrada en julio de 1920 cuando el termómetro tocó los 36,8 grados. Desde el último mes se vienen registrando temperaturas intensas como las del pasado sábado donde se llegó a los 36,7 grados. Hoy se estableció el récord absoluto de temperatura en toda la historia de la observación meteorológica", agregaron desde el servicio meteorológico de Rusia.

Por otra parte la ola de calor que se registra está provocando incendios en las cercanías de Moscú e hizo que la ciudad quedara sumergida bajo humo. La nube, incluso, llegó a estaciones de subterráneo, que están a 85 metros de profundidad. Esto es producto de que una espesa superficie de pasto de 60 hectáreas (lo que equivale a 120 canchas de fútbol) ardió y dificultó el apagado según explicaron bomberos de la zona. Las autoridades recomendaron que los vecinos afectados mantengan las ventanas cerradas, que no se realicen actividades al aire libre y advirtieron sobre los riesgos que puede acarrear respirar humo.

De 130 años de registros oficiales, en Moscú, sólo en seis años las temperaturas llegaron o superaron los 35 grados al menos en un día del verano, como sucedió en 1890, 1897, 1920, 1936, 1981 y 1996. El Servicio de Meteorológico anunció que las temperaturas no bajarán hasta finales de esta semana y pronosticó que el jueves los termómetros podrían subir hasta los 39 grados.

Las altas temperaturas también afectan a otros países europeos como Italia donde en algunas estaciones de subterráneo se llegó a la temperatura asfixiante de 50 grados y sufrieron apagones en la ciudad de Roma. Mientras tanto en Inglaterra y Francia advirtieron a los ciudadanos sobre posibles cortes de agua debido al fuerte aumento de la demanda.

Mientras tanto en Estados Unidos también hubo apagones que afectaron algunas ciudades como Nueva York y el gobierno de esa ciudad abrió varias piletas públicas como paliativo a las fuertes temperaturas.

Dejá tu comentario