Strauss-Kahn: asesor de Sarkozy rechaza conspiración política

Mundo

Antes que explote la causa por presunto abuso en EEUU, el exdirector del FMI, Dominique Strauss-Kahn, se perfilaba como el principal candidato del socialismo para enfrentar al actual presidente francés, Nicolas Sarkozy, en las elecciones. Ahora, uno de los asesores del mandatario galo aseguró que el Ejecutivo se encuentra "consternado" ante las nuevas acusaciones contra el extitular del Fondo aunque rechazó que el socialista pueda ser víctima de una conspiración política.

"Dejo para los fans de la ciencia ficción la descripción de otro tipo de escenarios", dijo Henri Guaino en declaraciones a la emisora Europe1 al ser preguntado por una posible conspiración política.

Ayer, la escritora y periodista francesa Tristane Banon, quien asegura que Strauss-Kahn la agredió sexualmente en 2003, dio a conocer que presentará cargos por intento de violación. El exdirector gerente del FMI negó poco después las acusaciones y aseguró que acudirá ante la Justicia para demandar a Banon.

"Como todo el mundo, vemos el asunto con cierta consternación", apuntó Guaino. "Sé que la vida es como una novela pero esta es una historia desconcertante", agregó.

Strauss-Kahn fue puesto en libertad sin cargos el pasado viernes después de que la justicia estadounidense dudase de la credibilidad de la mujer a la que supuestamente agredió sexualmente en un hotel de Nueva York. Desde entonces, en Francia se especuló sobre una posible vuelta a la política del socialista, que antes del escándalo se perfilaba como el favorito a enfrentarse a Sarkozy en las elecciones presidenciales de 2012.

Por otra parte, la fiscalía de Manhattan está dispuesta a abandonar las acusaciones contra Strauss-Kahn cerrando el caso de presunta violación, al menos desde el punto de vista penal, según informó el New York Post, uno de los periódicos neoyorquinos.

La decisión podría ser tomada en las próximas horas, o a más tardar el 18 de julio, cuando está prevista una nueva audiencia. A Strauss Kahn le revocaron el arresto domiciliario la semana pasada, tras indicios de que la mujer que lo acusaba de haberla violado, una camarera del Sofitel de Manhattan, habría mentido.

Por otro lado, Strauss-Kahn, al parecer decidido a apartarse de la carrera presidencial francesa, denunciará por calumnias a la periodista Tristane Banon, que lo acusa de haber intentado violarla.

Tras estallar el escándalo por el presunto abuso contra una camarera de hotel, Banon retomó viejas acusaciones contra Strauss-Kahn y anunció que lo denunciará en tribunales. Banon, de 32 años, había contado en 2007 en una transmisión televisiva que Strauss-Kahn intentó agredirla sexualmente en 2003 durante una entrevista.

Dejá tu comentario