Tras fracasar el acuerdo, Zelaya pidió más presión sobre Micheletti

Mundo

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) que aumente las presiones económicas contra el régimen de facto que encabeza Roberto Micheletti para obligarlo a entregar el poder.

Zelaya, derrocado por un golpe de Estado el 28 de junio y refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, emitió un pronunciamiento luego que Micheletti propusiera en el diálogo que la restitución del gobernante depuesto no debe ser una decisión política, sino que tiene que ser discutido por la Corte Suprema de Justicia.

En el comunicado, Zelaya acusó a Micheletti de usar el diálogo, propiciado con el apoyo de la OEA, "como método de dilación para sostenerse arbitrariamente en el poder".

"No estamos dispuestos a perder los derechos del pueblo legitimando este golpe de Estado, no aceptamos que se militarice la sociedad hondureña y que el presidente de Honduras sea nombrado en las cúpulas de las Fuerzas Armadas", indicó.

Señaló que el régimen de facto aún mantiene vigente el decreto a través del cual viola permanentemente los derechos humanos de los hondureños, suprime las libertades públicas y confisca medios de comunicación, como el Canal 36 y Radio Globo.

Por otra parte, Zelaya denunció que en Honduras "se está preparando un gran fraude político electoral" en las elecciones generales que se pretenden realizar el próximo 29 de noviembre.

Pidió al Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado continuar las manifestaciones y "mantenerse firme hasta que logremos un triunfo en el menor tiempo posible para nuestro pueblo y una derrota para la dictadura".

Dejá tu comentario