Trump afirma que la 25 enmienda "no es un riesgo para mí"

Mundo

El presidente Donald Trump aseguró que no le preocupa la presión de los demócratas sobre el vicepresidente Mike Pence para que, con apoyo del gabinete, el mandatario sea apartado del poder por considerarlo no apto para ejercer el cargo.

El presidente Donald Trump aseguró en un discurso este martes que no le preocupa que la 25ª enmienda permita a su gabinete removerlo de su cargo, aún cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos, liderada por los demócratas, consideraba una resolución que presiona al vicepresidente Mike Pence a invocar la disposición constitucional.

La invocación de la 25ª enmienda de la Constitución permite destituir al presidente, en caso de que éste no se encuentre apto para llevar a cabo sus obligaciones por incapacidad física o mental.

"La 25ª Enmienda es de cero riesgo para mí", dijo Trump en Alamo, Texas, en alusión a la presión de los demócratas sobre el vicepresidente Mike Pence para que, con apoyo del gabinete, el mandatario sea apartado del poder por considerarlo no apto para ejercer el cargo.

Con el objetivo de dejar a Donald Trump afuera de la arena política y para responder al violento asedio del Capitolio de los Estados Unidos la semana pasada, los demócratas están considerando todas las herramientas legales posibles.

En tanto, Trump dijo que usar la vigésimo quinta enmienda de esta nueva manera "volverá a atormentar a Joe Biden y a su gobierno. Como dice el refrán, hay que tener cuidado con lo que se desea".

Desde que los activistas que querían mantener a Trump en el cargo sitiaron violentamente el Capitolio el 6 de enero, los legisladores demócratas se apresuraron a encontrar formas de destituirlo antes de la toma de posesión de Joe Biden el 20 de enero, diciendo que ha puesto la seguridad gobierno en riesgo.

De esa manera, los demócratas de la Cámara de Representantes presentaron el lunes un artículo de acusación contra el presidente saliente por "incitación a la insurrección".

La medida, que cuenta con más de 200 copatrocinadores demócratas, subraya que Trump "puso en grave peligro la seguridad de Estados Unidos y de sus instituciones de gobierno".

Además de impulsar una resolución para que se use la vigésimo quinta enmienda, los legisladores de la Cámara están trabajando en un cargo para un juicio político. La Cámara de Representantes considerará la acusación el miércoles y se espera que la vote ese mismo día.

El presidente estadounidense ya fue sometido a un "impeachment", cuando la Cámara de Representantes lo acusó en diciembre de 2019 de presionar al mandatario ucraniano para que investigara por presunta corrupción a Joe Biden, actual presidente electo y quien entonces aparecía como su principal rival político. Trump fue finalmente absuelto por el Senado de mayoría republicana.

Tras una eventual nueva acusación de la Cámara Baja, queda la duda sobre el rumbo y el desenlace del juicio que luego tendrá que celebrarse en el Senado, actualmente con mayoría republicana.

Los demócratas tomarán el control de la Cámara Alta el 20 de enero, pero necesitarán el apoyo de muchos republicanos para lograr la mayoría de dos tercios necesaria para condenar al presidente.

Trump consideró que el procedimiento de juicio político en su contra es "absolutamente ridículo" y afirmó que despertó "una inmensa ira" en todo Estados Unidos.

Dejá tu comentario