Trump se autofelicitó por la represión a una marcha pacífica y posó con una biblia

Mundo

La diócesis de Washington lo calificó de abuso y referentes de otros credos tildaron de "repugnante" la acción del presidente de EEUU que se abrió paso a la iglesia de Saint John reprimiendo una protesta pacífica por George Floyd.

La puesta en escena de una visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la puerta de la iglesia Saint John en Washington luego de reprimir una pacífica protesta por el asesinato de George Floyd, fue ampliamente condenada este martes por líderes religiosos del país. Sin embargo, el propio mandatario se autofelicitó por el accionar policial.

Embed

La reverenda Mariann Budde, obispo de la diócesis de Washington, dijo el martes a la cadena NBC que Trump levantó la Biblia frente a Saint John "como si fuera un accesorio o una extensión de su posición militar y autoritaria".

"Fue un abuso de las herramientas y símbolos espirituales. No vino a la iglesia para rezar, para ofrecer sus condolencias a los que están de duelo", dijo. "No vino a comprometerse a sanar a nuestra nación, todas las cosas que esperaríamos y anhelaríamos del líder más alto de la tierra", agregó.

Trump no informó a la diócesis sobre su visita a la iglesia y en los más de tres años que lleva como presidente de Estados Unidos solo acudió a ese templo una vez: la mañana de la toma de posesión.

La imagen del mandatario republicano, con la Biblia en la mano, un gesto desafiante en el rostro y una retórica amenazante fue, el domingo a última hora, la postal de la séptima jornada de protestas a lo largo de todo Estados Unidos por el asesinato a manos de la policía de George Floyd, un negro desarmado de 46 años.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1267808120136511489

Trump anunció que desplegará militares en Washington para detener "los disturbios, los saqueos, el vandalismo, los ataques y la destrucción gratuita de la propiedad".

"Estoy enviando miles y miles de soldados fuertemente armados", aseguró y amenazó al resto de ciudades que si no toman decisiones para frenar las protestas por George Floyd va a desplegar al ejército para "arreglar rápidamente el problema".

Embed

El padre James Martin, un prominente sacerdote y autor jesuita, dijo en un comunicado a NBC que “usar la Biblia como accesorio mientras habla de enviar al ejército, presumir de que su país es el más grande del mundo y burlarse públicamente de la gente diariamente, es más o menos lo contrario de todo lo que Jesús defendió".

"Déjenme ser claro. Esto es repugnante. La Biblia no es un accesorio. Una iglesia no es una sesión de fotos. La religión no es una herramienta política. Y Dios no es un juguete", subrayó.

El presidente de la Alianza Interreligiosa de Estados Unidos, el rabino Jack Moline, consideró por su parte que ver a Trump frente a la Iglesia Episcopal de Saint John sosteniendo la Biblia tras ordenar una represión como respuesta a un reclamo por justicia racial, "solo subraya la completa falta de compasión del presidente por los negros estadounidenses y las consecuencias letales del racismo".

Los líderes de la oposición demócrata también reaccionaron con indignación, mientras la Casa Blanca celebró lo que consideró un éxito comunicacional.

En su cuenta de Twitter, la Presidencia de Estados Unidos posteó un video de la caminata de Trump hasta la iglesia con una música triunfante.

https://twitter.com/WhiteHouse/status/1267676026391404544

Los dos jefes demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi y Chuck Schumer, afirmaron en un comunicado conjunto que el mandatario republicano "está destrozando" el país cuando los estadounidenses claman por la unidad por el crimen de George Floyd en Minneapolis la semana pasada.

"Hacemos un llamado al presidente, a las fuerzas del orden y a todos los encargados de respetar la dignidad y los derechos de todos los estadounidenses”, señalaron.

El candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, acusó a Trump de "usar" al ejército "contra los estadounidenses".

"Lanzó gases lacrimógenos a manifestantes pacíficos y disparó balas de goma. Para una foto", tuiteó, quien insistió a los votantes de cara a las elecciones de noviembre: "Por nuestros niños, por el alma de nuestro país, debemos derrotarlo".

Todo el mundo vio las imágenes de la policía de Parques y la Guardia Nacional de Estados Unidos lanzando gases lacrimógenos y explosiones repentinas contra los manifestantes pacíficos congregados alrededor de Lafayette Square al lado de la Casa Blanca.

Una fuente de la Presidencia le dijo a NBC que la visita a la iglesia estaba destinada a hacer que Trump pareciera fuerte y responsable, ya que tenía todos los elementos para "expulsar a los manifestantes de su espacio, enviar tropas, abandonar la Casa Blanca y visitar una iglesia". "La Casa Blanca cree que la sesión fotográfica fue exitosa y fue genial", aseguró.

Al menos cinco personas murieron durante la noche del lunes en la represión de las protestas por el asesinato de George Floyd en Estados Unidos, informaron medios estadounidenses. En todos los casos fueron civiles abatidos por policías.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario