Ya son cinco las capitales provinciales en poder insurgente

Mundo

Kabul - La gran ciudad de Kunduz, Sar-e-Pul y luego Taloqan, todas en el norte de Afganistán, cayeron ayer en poder de los talibanes, llevando a cinco las capitales provinciales tomadas por los insurgentes en tres días.

Se trata del más importante avance de la ofensiva militar de los talibanes lanzada en mayo pasado, cuando las fuerzas extranjeras presentes en Afganistán empezaron a retirarse del país.

“Tras feroces combates, los muyahidines, por la gracia de Dios, capturaron hoy la capital de la provincia de Kunduz”, ubicada a 300 km al norte de la capital Kabul y a 50 km de la frontera con Tayikistán, anunciaron los talibanes en un comunicado.

En Sar-e-Pul, “los talibanes rodearon un batallón del ejército en las afueras de la ciudad” y “todas las demás partes de ésta están bajo control talibán”, declaró Mohamad Hussein Mujahidzada, miembro del consejo de la provincia del mismo nombre.

Más tarde, los insurgentes se apoderaron de Taloqan, en la provincia de Tajar.

Una fuente de seguridad afirmó que se retiraron de la ciudad “después de que el gobierno no consiguiera enviar ayuda”.

Y un habitante de la localidad, Zabihullah Hamidi, afirmó por teléfono que vio a las fuerzas de seguridad abandonar el lugar en un convoy de vehículos. “Los talibanes están por todas partes”.

Dejá tu comentario