La grieta interna: Montenegro le pidió la renuncia a 4 funcionarios por roces internos de cara a las PASO

Nacional

La renovación de bancas en la Cámara alta bonaerense provocó un cruce interno que impactó de lleno en La Feliz. El espacio Vecinos Unidos, de los senadores Lucas Fiorini y Roberto Costa, busca su lugar en las primarias y rompió en HCD local.

Las próximas elecciones ya empezaron a cobrarse sus primeras víctimas en medio del dificultoso armado político que tiene la oposición de cara a lo que serán las próximas elecciones legislativas. Y, como suele ocurrir, el rebote parlamentario impacta de lleno en los municipios. Entre idas y vueltas, el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro les pidió la renuncia a cuatro funcionarios de su gabinete.

Los motivos son claros. La interna política por los lugares a renovar en la Cámara alta de la quinta sección electoral se tensó más de la cuenta y provocó el primer cimbronazo en la zona. Alejandro Carrancio, presidente del bloque Vamos Juntos, que forma parte de la coalición de gobierno marplatense, votó en la última sesión del HCD local en contra del pliego del transporte público de pasajeros, lo que derivó en el archivo del expediente en la comisión de Legislación.

Desde su mismo sector no tardaron en atacarlo y lo acusaron de priorizar lo personal por encima de la Ciudad. La oposición local había sido muy crítica con el plan local de prorrogar por 27 años la concesión del transporte local. “Las frecuencias de los colectivos son nulas y malas. El nuevo sistema que propone Montenegro es perpetuar esto mismo por 27 años más. Hay un monopolio y no está bien”, le dijo a Ambito el concejal del Frente de Todos, Vito Amalfitano.

Carrancio responde políticamente a Lucas Fiorini, el senador bonaerense que este año debería renovar su banca pero que, según pudo averiguar este diario, “no le estarían dando cabida”. El legislador llegó a la Cámara alta en 2017 desde Mar del Plata, junto a Franco Bagnato (también por La Feliz) y Flavia Delmonte (La Costa), como parte de Juntos por el Cambio, y Gervasio Bozzano (Maipú) y Gabriela Demaría (La Costa) por el actual Frente de Todos. Sin embargo, al no encontrar espacio seguro se plantó contra intendente Montenegro provocando un duro golpe interno.

Si busca romper, debería hacerlo del todo. No en partes. Las diferencias siempre existen, pero somos orgánicos. Si el presidente de un bloque que responde al oficialismo vota en contra de un proyecto que es necesario para la Ciudad, no está mandando un mensaje. Directamente está jugando en contra”, le aseguró una fuente del ejecutivo marplatense a este medio.

Como resultado de esta posición, el jefe comunal tomó la decisión de exigirles la renuncia a cuatro funcionarios que también responden a Fiorini: Federico Scremin, presidente del Ente Municipal de Turismo (EMTUR); Emiliano Recalt, coordinador del EMTUR; Fernanda Navarra, vicepresidente de Obras Sanitarias (OSSE); y Stella Maris Leguizamón (a cargo de la administración de Punta Mogotes).

Acto seguido, Carrancio presentó su renuncia como presidente de Vamos Juntos y armó un monobloque. A través de sus redes explicó los motivos y aseguró que “la postura tomada por el intendente manifiesta su intención de no continuar compartiendo un equipo de trabajo ni de aceptar aportes o diferencias hechas con honestidad, sinceridad y buena fe, lo que motiva mi alejamiento del bloque Vamos Juntos, pero no de la coalición Juntos por el Cambio”. Y agregó: “Trabajaré desde mi banca para ampliar y volver a convertir a Juntos por el Cambio en un mejor gobierno para nuestra provincia y nuestro país”.

Vale recordar que Fiorini es, junto al presidente del bloque de JXC en el Senado, Roberto Costa, uno de los principales impulsores de Vecinos Unidos, un armado opositor con presencia en 80 distritos bonaerenses y más de 50 concejales que busca posicionarse de cara a las primarias frente al PRO, la Coalición Cívica, la UCR, Peronismo Republicano y Partido del Diálogo.

Dejá tu comentario