Fintech y bancos: tiempo de aspirar a más y construir juntos

Negocios

Los argentinos debemos aunar prontamente esfuerzos para construir ecosistemas comunes de servicios financieros digitales abiertos, inclusivos, seguros y competitivos.

Una vez más atravesamos una crisis profunda. Y una vez más tenemos la oportunidad de reiniciar el juego y establecer nuevos acuerdos para construir una sociedad más próspera y justa. Este período de cuarentena nos da la posibilidad de parar la pelota y reflexionar desde otra perspectiva sobre las prioridades y los valores que elegimos.

Cada día, bancos, fintechs y actores del mercado de capitales argentino colaboran en una simbiosis permanente. Los saldos de las billeteras CVU están depositados en bancos, que a su vez proveen infraestructura para transferencias, pagos y cobranza electrónica automatizada de préstamos. Los bancos también contratan plataformas de software que en muchos casos son empresas fintech. Fondos comunes de inversión, fideicomisos, depositarias, mercados y cámaras compensadoras sostienen a distintos verticales fintech, como gestión de inversiones, préstamos y mecanismos de crédito Pyme.

Asimismo, todos nos apoyamos y dependemos de la infraestructura, física, legal y regulatoria provista por el Estado nacional y sus órganos regulatorios, que a su vez es financiada por impuestos que ayudamos a recaudar mediante nuestras plataformas.

Todos estos sectores coincidimos en una misión común: el desarrollo sostenible, inclusivo y federal del país. Y ese horizonte, necesariamente, viene de la mano de la digitalización de los servicios financieros.

Como país tenemos el talento que se necesita para lo que es relevante hacia el futuro. Las capacidades tecnológicas de los argentinos se encuentran en el tope de los rankings mundiales. Lo vemos reflejado día a día en los cientos de millones de usuarios existentes y en el rápido crecimiento y el valor de mercado de las compañías digitales de origen argentino, que ya superan por amplio margen a todo el resto de las empresas locales más importantes. También estamos listos para otras industrias protagonistas del futuros, como la biología sintética. Sólo es necesario alinear voluntades en un interés superador.

La Cámara Argentina de Fintech, es muy joven, sólo tiene algo más de dos años de historia. Pero en ese corto lapso, más de 10 millones de argentinos adoptaron los servicios de pagos, préstamos, gestión de inversiones, criptomonedas, financiamiento PyME, crowfunding, identidad digital y servicios B2B que ofrecen las casi 200 empresas miembro. Son cifras notables, pero necesitamos mucho más para formar una plataforma que pueda sostener un despegue histórico del país. Y esto no va a ser posible sin formar un gran equipo con los demás actores de la industria.

Con el apoyo y participación de muchos de nuestros asociados y miembros adherentes estamos coordinando y/o colaborando con múltiples iniciativas y propuestas en pro de estos objetivos juntamente con bancos y/o plataformas de su propiedad, empresas internacionales de pagos, mercados de valores, reguladores y otros entes de gobierno. Las misma apuntan a cubrir temas como la interoperabilidad de sistemas QR, mejoras en los sistemas de pagos instantáneos, distribución de ayuda y financiamiento PyME estatal en el contexto de la pandemia, sistemas de financiamiento digital para PyMEs, códigos de buenas prácticas para lending, entre otros. Consideramos urgente resolver algunos problemas básicos de infraestructura para poner en marcha una revolución digital que dé un nuevo impulso que potencie a la economía del país.

Los argentinos debemos aunar prontamente esfuerzos para construir ecosistemas comunes de servicios financieros digitales abiertos, inclusivos, seguros y competitivos, como los describimos anteriormente. De otro modo sólo nos quedará la alternativa de perder el protagonismo y transformarnos paulatinamente en poco más que usuarios de plataformas globales, tanto privadas como operadas en parte por otros estados, que capturarían una porción cada vez mayor del valor generado.

Es tiempo de construir un mejor futuro juntos.

(*) Presidente Cámara Argentina de Fintech.

Suplemento BIZ 20-5.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario