Buen clima, pero alerta por restricciones cambiarias: el pronóstico de Moody's para las empresas argentinas

Negocios

En un panel convocado por la calificadora Moody's, Alejandro Lew CFO de YPF, Adrián Calaza CFO de Arcor, Juan Martín Volco CFO de Aeropuertos Argentina 2000 y Alexia Rosenthal, Socia y Presidenta en Tanoira Cassagne Abogados dieron su visión y perspectiva sectorial hacia 2022.

Las empresas argentinas se encuentran en un momento bisagra. En un entorno desafiante luego de los efectos generados por la pandemia, tres referentes de sectores importantes para la economía Argentina dieron su perspectiva para 2022.

En un panel convocado por la calificadora Moody's, Alejandro Lew CFO de YPF, Adrián Calaza CFO de Arcor, Juan Martín Volco CFO de Aeropuertos Argentina 2000 y Alexia Rosenthal, Socia y Presidenta en Tanoira Cassagne Abogados dieron su visión y perspectiva sectorial hacia 2022. En ese marco, la calificadora de riesgo realizó una encuesta al sector corporativo en donde se calificó la perspectiva crediticia como "estable" en un 70% mientras que destacó que el 20% tiene perspectiva negativa principalmente concentrado en el sector de utillities - gas y electricidad- y el 4% con perspectiva positiva.

Con la post pandemia, las empresas destacaron escenarios positivos para acceder al crédito en el mercado local y mantener en estabilidad financiera sus empresas. Desde Moody's resaltaron que las empresas han logrado mantener un acotado nivel de endeudamiento neto pro debajo de años anteriores y moderados a elevados niveles de liquidez. "Las compañías han tomado una actitud financiera conservadora", expresó Pablo Artusso, Head of Corporate Finance de Moody's Local.

En cuanto a 2021, Moody's remarcó el sub-endeudamiento del sector corporativo y mantiene previsiones para 2022 y 2023 de una estable estructura de capital. En el mercado local, el nivel de endeudamiento es "manejable". Es decir, que las mayorías de las empresas recurrieron al mercado local a la hora de financiarse. En ese sentido, en 2022 se prevén vencimientos de capital por el equivalente a 2100 millones de dólares, de los cuáles 1000 millones son en moneda extranjera, estos últimos, concentradas en pocas empresas.

Sector energético

Recientemente, Pablo González, Presidente del directorio de YPF adelantó que se planifica para 2022 una inversión del orden del 30% hasta alcanzar los u$s3500 millones, frente a los u$s2700 millones de este año. Alejandro Daniel Lew, CFO de YPF en la misma línea, remarcó que la situación financiera de YPF es "muy manejable" y remarcó grandes oportunidades de inversión para el sector energético.

En cuanto a las perspectivas para 2022, Daniel Lew no esquivó las preguntas en relación al desacoplamiento de los precios internacionales a los locales: “Es poco sensato ir corriendo a la volatilidad todo el tiempo, estamos tratando de manejar con ciertos equilibrios en el mercado internacional”, “somos conscientes de ir manejando los precios en surtidor para no exacerbar el contexto inflacionario”

"Somos una industria con un impacto importante en la macro y en la inflación" y detalló cuál fue la estrategia del sector en medio de un contexto económico difícil: "Parte de la prudencia financiera que manejamos ayudaron a bajar el endeudamiento neto y esto genera que tengamos una liquidez importante. Esto es histórico. Tenemos un desafío en administración de esa liquidez. Tenemos una política dinámica tratando de diversificar riesgos y midiendo los niveles de cobertura del tipo de cambio, parte es deuda en pesos y otra es recurriendo a instrumentos del mercado local. No nos excedemos del 15% al 20% de riesgo de nuestra posición de liquidez".

Sector turístico

Si hubo un sector más afectado por la pandemia del coronavirus, fue el sector turístico, así lo expresó Juan Martín Vico, CFO de Aeropuertos Argentina 2000. Pese a que en este momento se encuentran en plena recuperación la perspectiva a futuro es positiva: "Argentina es un país barato, esperamos un flujo importante. Hay compromisos de inversión para 2022. Este año va a ser un año de vuelta de operaciones y de inversiones en aeropuertos". En el plano doméstico, Vico remarcó que se espera un "crecimiento sostenido".

Sector alimenticio

Para Arcor, el grupo multinacional de alimentos de consumo masivo el desafío para 2022 es mayor. En este caso, Adrián Calaza CFO de Grupo Arcor remarcó cierto escepticismo por la preocupación que genera un aumento de la inflación en 2022 que impacta sobre el consumo. "Hay desafíos locales sobre cómo gestionar la inflación pero desafíos de mantener la rentabilidad con el crecimiento. Hay desafíos en cuanto al crecimiento del costo de los insumos". Sin embargo aseguró que este escenario no sólo se refleja en el país sino en otros países "como Brasil y Chile donde tenemos operaciones importantes".

Calaza aseguró que en 2022, la perspectiva es "positiva" pero en comparación a la pérdida de 2021. "Ahora el consumo está ayudando, se está consiguiendo exportar", afirmó.

La situación financiera de las empresas

Con un mercado de cambios restringido por el Banco Central (BCRA), el sector corporativo se encuentra en un momento de arbitraje de riesgos. Sobre la estabilidad financiera de la empresa, Arcor destacó que el 30-40% de los ingresos de la empresa no está en pesos, por ende "hay una cobertura natural" ante una posible devaluación. En ese sentido, Calaza aseguró que hoy el principal problema para la empresa es la inflación: "En una industria como la nuestra de consumo masivo, la inflación se trabaja día a día" y se mostró reticente a los controles de precios: "impactan en el negocio".

Hoy el sector corporativo se encuentra en una posición defensiva y remarcan complicaciones para operar en el mercado. Es por ese motivo que la mayoría acude a bonos cuyo capital se ajusta a la inflación (Bonos CER), bonos atados a la evolución del dólar (Dóllar Linked) buscando nuevas herramientas para solucionar el exceso de liquidez.

Por último, desde Moody's aseguraron que uno de los problemas centrales para el sector corporativo son las restricciones cambiarias que impiden la posibilidad de inversión extranjera hasta tanto no haya mayores definiciones de cómo será el camino a seguir en la economía. La falta de acceso a los mercados internacionales impondrá desafíos a las empresas locales.

Dejá tu comentario