¿Por qué los repartidores de Amazon cuelgan sus celulares de los árboles?

Negocios

Se trata de una estrategia para ganar más rutas, ante la creciente competencia. ¿Cómo funciona el sistema?

Muchos vecindarios de distintas ciudades de Estados Unidos amanecieron con un extraño paisaje: los árboles tenían colgados celulares.

Los dispositivos pertenecen a repartidores de Amazon, quienes los depositan cerca de las casas centrales para lograr que les asignen más entregas. Esto se debe a que la compañía de Jeff Bezos le otorga más rutas a quienes están más cerca de los centros de reparto.

Antes de colocar sus teléfonos en los árboles, los repartidores los sincronizan con los personales. De esta manera, esperan en sus casas que les entre una alerta de Amazon Flex, la aplicación encargada de distribuir las diferentes rutas.

Este truco les sirve a los repartidores para sacarle una importante ventaja a sus rivales en la carrera por conseguir más envios. Vale aclarar que el mismo surge de la desesperación de los norteamericanos, que atraviesan una dura crisis con un porcentaje de desocupación que ronda el 10%.

Los repartidores de Amazon ganan u$s15 por entrega. Al ser subcontratados, solo perciben ingresos cuando realizan rutas, sin tener un sueldo fijo mensual.

Si los repartidores no responden de inmediato, pierden la entrega y Amazon se la otorga a otra persona. La misma recaerá sobre alguien que se encuentre cerca del almacén, según la geolocalización de su teléfono.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario