Vicentin: juez convoca a una conciliación entre la empresa y el gobierno de Santa Fe

Negocios

El magistrado que lleva adelante el expediente citó a directivos de la empresa, funcionarios de la gestión Perotti y de la Sindicatura provincial. La cerealera tiene una deuda de $100.000 millones. Sigue en pie el plan de intervención.

En el marco de buscar una salida a la crítica situación de la empresa Vicentin, el juez en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista, Fabián Lorenzini, convocó a una conciliación entre partes para llegar a un acuerdo. Están citados los directivos de la empresa, autoridades del gobierno de Santa Fe, y funcionarios de la Inspección General de Personería Jurídica provincial

La primera audiencia se realizará el próximo 15 de julio, a la que está convocada también la sindicatura que por el momento tiene a su cargo la administración de la empresa. Por otro lado, Lorenzini solicitó que la compañía presente sus balances.

“Con arreglo a las facultades conferidas por el artículo 274 inc. 1 y 278 de la Ley de Concursos y Quiebras, como también por el 19 del Código Procesal Civil y Comercial y sin perjuicio de la continuidad del presente trámite incidental, concomitante a éste y con la finalidad de convocar a los principales protagonistas de la búsqueda conjunta de una solución restaurativa de la presente litis, dése inicio a un proceso conciliatorio entre las partes interesadas”, expresó el magistrado.

Días atrás, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, le llevó su plan al presidente Alberto Fernández: intervención hasta que se resuelva el proceso judicial del concurso de acreedores pedido. Mientras tanto, el gobierno nacional busca avanzar avanzar con un "salvataje" vía intervención, o directamente una expropiación de la empresa.

Vicentin atraviesa hoy un concurso preventivo de acreedores con una deuda declarada en torno a los $100.000 millones. La que es una de las principales agroexportadoras del país le debe al Banco Nación un préstamo de cerca de u$s300 millones que tomó durante el gobierno de Mauricio Macri y ahora dice no poder pagar. Además bancos internacionales acreedores de Vicentin estimaron que sus directivos desviaron US$ 400 millones como parte de las "grandes irregularidades financieras" que denunciaron en el proceso judicial que se sustancia en la justicia de Nueva York y por lo cual reclamaron documentación a la compañía.

Respecto a la crisis de Vicentin, el ministro de Economía, Martín Guzmán consideró en las últimas horas que fue un claro ejemplo de una "falla de mercado" y por eso el Estado debió intervenir en ese sector estratégico para las exportaciones.

El funcionario sostuvo que Vicentin tiene una "importancia estratégica" para la Argentina, y por eso el país "no se puede dar el lujo de perder exportaciones, empleos y activos valiosos".

Al ser consultado sobre si el concurso de acreedores no era la salida para esa compañía en cesación de pagos, Guzmán dijo que la solución de mercado que buscó adoptar la empresa "no dio resultado".

"Se dio una falla de mercado, pero lo que se busca es usar al Estado para resolver lo que no puede resolver el mercado por si solo", dijo Guzmán en declaraciones al canal Telefe.

No obstante, Guzmán señaló: "Como dijo el presidente Alberto Fernández, hay múltiples soluciones posibles, lo que sí, hay que encontrar una solución".

Cuando se le preguntó si otras compañías podrían seguir el mismo camino de Vicentin, Guzmán aclaró: "Estamos hablando de un caso muy particular, no creo que haya otros".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario