Otra escalada comercial entre EEUU y China con u$s688 billones en danza

Opiniones

El Congreso estadounidense avanza con la Ley de Responsabilidad de Sociedades Extranjeras, que forzaría a empresas chinas al desliste de los mercados de NYSE y NASDAQ.

El proyecto de ley llamado de “Responsabilidad de Empresas Extranjeras” logró dictamen favorable el miércoles pasado por unanimidad en la Cámara de Senadores de los Estados Unidos. El principal promotor de la iniciativa fue el senador republicano por el estado de Luisiana, John Kennedy, quien contó con el patrocinio del demócrata de Maryland Chris, Van Hollen, y del senador republicano de Dakota del Norte, Kevin Cramer.

El proyecto de ley encuadra a todas las empresas extranjeras que cotizan en Wall Street o que realicen una operación de capitalización en la bolsa estadounidense. El texto aún debe ser aprobado por la Cámara de Representantes y firmado como ley por el Poder Ejecutivo a cargo de Donald Trump.

Mención especial para China

El senador Kennedy -de origen demócrata convertido ahora libertario republicano- realizó fuertes declaraciones públicas en contra del gobierno chino. “China está en un camino hacia el dominio y está haciendo trampa a cada paso”, afirmó. “Es una estupidez que les estemos dando a las empresas chinas la oportunidad de explotar a los estadounidenses que trabajan duro, personas que ponen sus ahorr os para su jubilación y la universidad de sus hijos en nuestros mercados”, agregó Kennedy.

Y es que existen antecedentes de fraude contable de compañías chinas que cotizan en el mercado de valores de EEUU, como el último caso conocido de la firma Luckin Coffe. Autoproclamada rival de Starbucks, fue valuada en hasta u$s12,7 billones y tuvo un breve fulgor con una estrepitosa caída al revelarse en abril de este año que habían exagerado las ventas entre el segundo y el cuarto trimestre de 2019 en u$s310 millones.

Grafico Trading View 1.jpg
Luckin Coffee Gráfico por TradingView

Luckin Coffee Gráfico por TradingView

Las principales acciones chinas cotizan en la bolsa de valores de EEUU bajo un certificado de depósito que representa a la acción de su mercado de origen, son los denominados ADRs. Tienen su actividad principal en el sector tecnológico, vinculadas al comercio y provisión de servicios en internet.

¿Qué medidas comprende el proyecto de ley?

  • Requiere que las compañías establezcan que no son propiedad, ni están controladas por un gobierno extranjero.
  • Exige que las compañías se sometan a una auditoría que puede ser revisada por la Junta de Supervisión Contable de las Empresas Públicas, un organismo sin fines de lucro que supervisa las auditorías de todas las empresas estadounidenses que buscan recaudar dinero en los mercados públicos.

Particularmente en este último punto es donde surge la discordia, ya que China se ha negado a permitir que las compañías registradas en China o Hong Kong cumplan con la ley de valores de EEUU. Argumentan que la ley china prohíbe que el trabajo de los auditores contables en sus compañías sea transferido fuera del país.

En este marco, el proyecto de ley exige que se prohíba a una empresa cotizar en la Wall Street si no ha cumplido con las auditorías de la junta contable de EEUU durante tres años consecutivos. Sería un duro golpe para el valor de las compañías chinas, que hoy acumulan una capitalización de mercado por un poco más de u$s688 billones

Grafico Trading View 2.jpg
Alibaba Gráfico por TradingView | Empresas: Alibaba, JD.com, Baidu, IQIYI, Weibo, SINA

Alibaba Gráfico por TradingView | Empresas: Alibaba, JD.com, Baidu, IQIYI, Weibo, SINA

Con la publicación del dictamen favorable, las principales acciones chinas acusaron el golpe con importantes bajas en sus cotizaciones, que luego recuperaron parcialmente hacia el cierre de la jornada del miércoles.

  • Alibaba Group (Gigante del comercio retail online) cayó hasta un 5% y cerró en -0.19%.
  • Baidu Inc, (Motor de búsquedas en internet) cayó hasta un 7% y cerró en -1.12%.
  • JD.com (Comercio retail online) cayó hasta un 8% y cerró en +0.09%.

Casualmente la reacción por parte de la Casa Blanca ocurre en la misma semana en que se vota en el congreso nacional chino la aprobación del plan “Hecho en China 2025”, que comprende un plan de inversión por u$s1,4 billones. Este plan busca destituir a los EEUU como líder global en tecnologías clave como la inteligencia artificial y a la vez reducir su dependencia, de la mano de sus gigantes Alibaba, SenseTime Group y Huawei.

(*) Analista de TradingView.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario