Dogecoin: una broma de u$s40.000 millones

Opiniones

Una cripto ha acaparado la atención del mercado, no por su potencial, sino por ser una "broma multimillonaria". ¿Sabes de qué cripto se trata, y por qué debes evitarla a toda costa?

¿Te imaginas comprando una lujosa mansión con una flor? Hubieras podido realizar esta transacción hace casi 400 años, cuando un tulipán Semper Augustus se vendía en Ámsterdam por 6.000 florines. Bienvenidos a “la tulipomanía”.

A principios del siglo XVII, los bulbos de tulipán multicolores e irrepetibles, originalmente cultivados en el Imperio Otomano, empezaron a ser considerados símbolo de ostentación en los Países Bajos, centro mundial del comercio de la época. Este exotismo desembocó en una euforia productora y compradora que duró tres años (1634-1637) y aceleró exponencialmente los precios.

De repente, todas las clases sociales, desde aristocráticos hasta artesanos, querían participar en este lucrativo negocio. Incluso miles de personas dejaban sus trabajos para dedicarse únicamente a su cultivo, porque al fin de cuentas estaba justificado.

tulipanes

Por ejemplo, a finales de 1636, una unidad se podía vender por 200 florines mientras que el sueldo medio anual holandés era 150 florines. En otras palabras, debíamos trabajar más de un año para adquirir un solo bulbo de tulipán.

Para sus aficionados era un mercado siempre al alza, una inversión segura, “¿Qué podía salir mal?”

precio tulipan grafico.jpg
Gráfico con los precios de los tulipanes. Fuente: El Historicón

Gráfico con los precios de los tulipanes. Fuente: El Historicón

Después de alcanzar niveles exorbitantes, la mañana del 6 de febrero de 1637 el precio de los tulipanes empezó a caer estrepitosamente provocando numerosas bancarrotas en la economía holandesa. La primera burbuja financiera de la historia acababa de estallar.

A la misma le siguieron, 1720: La Compañía del Mar del Sur; 1929: el gran crac; 2001: las acciones puntocom, 2008: el mercado inmobiliario.

Cada vez que se genera una nueva crisis, aparecen en escena los síntomas de la apasionante historia de “la burbuja de los tulipanes”, sinónimo de la avaricia humana.

Podríamos aprender de ella para evitar cometer los mismos errores en el presente. Pero, como pasa siempre, ¡La historia se repite!

El ser humano tropieza siempre con la misma piedra. Pero en vez de tulipanes, hoy la manía parte de una palabra de cuatro letras, “DOGE”.

En la mañana del 20 de diciembre del 2020, esta palabra aparecía en el Twitter del polémico empresario Elon Musk, despertando el hambre de los inversores minoristas por una criptomoneda que toma su nombre de un meme del perro de raza japonesa Shiba Inu: Dogecoin.

tuit musk dogecoin.jpg
“Una palabra: Doge”

“Una palabra: Doge”

Todo comenzó como una broma, parodia a la fiebre de los criptoactivos.

En 2013, un ex ingeniero de IBM, Billy Markus, desarrolló, sobre la blockchain de Litecoin, una criptomoneda alternativa basada en uno de los memes más popular de internet “DOGE”.

dogecoin meme.jpg
Origen del meme Doge

Origen del meme Doge

Durante siete años, este cripto-meme, con la cual se pueden realizar transacciones económicas entre usuarios, había permanecido rezagada en las listas de activos digitales.

¿Quién iba a tomarse en serio una criptomoneda basada en un meme?

Pero con el respaldo de Musk, la comunidad Reddit, un sitio web de foros en internet y otras celebridades, DogeCoin aumentó su valor de forma explosiva: ¡8.345%, convirtiéndose en la 5ta criptomoneda de mayor capitalización (USD 40.000 millones) en solo dos meses!

Portapapeles04.jpg
Revalorización del 8.345% del par DOGE/USD. Fuente: Tradingview

Revalorización del 8.345% del par DOGE/USD. Fuente: Tradingview

A pesar de esto, hoy en día no existen fundamentos sólidos que justifiquen este crecimiento eufórico. Por lo contrario, tres simples razones ya desmoronan cualquier perspectiva a largo plazo.

Sin propósito definido

Hace dos meses, Billy Markus, el propio fundador de Dogecoin, envió un mensaje a la comunidad Reddit, donde declaró que no comprende porque la gente cree que un cripto-meme, desarrollado en tres horas sin un propósito definido, va camino al USD 1.

De alcanzar este valor, su capitalización de mercado sería más grande que empresas que brindan servicios reales, como Boeing, Starbucks, American Express, IBM, etc. Citando palabras de Billy, “¿Se merece Dogecoin algo así?”

Sin tecnología disruptiva

A diferencian de las principales criptomonedas (Bitcoin, Ethereum, Ripple, Cardano, etc.) que cuentan con un equipo de desarrolladores que trabaja continuamente para mejorar sus plataformas, DOGE es una simple copia de Bitcoin y no tiene un solo programador respaldándola.

Comunidad de Especuladores

En una entrevista en ClubHouse, el empresario admitió que sus publicaciones en las redes sociales sobre Dogecoin están “destinadas a ser bromas” y que la verdadera inversión está en Bitcoin, donde de hecho, Tesla ya ha invertido USD 1.500 millones.

A su vez, con Musk y otras celebridades twiteando sobre DOGE, en el mes de enero la cantidad de subscriptores de la comunidad Subreddit han aumentado desde 0.185 a 1.1 millones.

Y, ¿Qué podemos encontrar dentro de ella? Incentivos a comprar DogeCoin sin fundamentos.

Dogecoin se ha convertido en un refugio para los nuevos participantes del mercado de las criptomonedas, que, con el apoyo de Elon Musk y otras celebridades, se podría revalorizar aun más en el corto plazo.

Sin embargo, no cuenta con un propósito definido ni con una tecnología disruptiva, por lo cual, en el largo plazo, su cotización recorre un camino de barro donde podría caerse en cualquier momento generando perdidas masivas que podrías lastimarnos.

En resumen, los tulipanes del siglo XXI.

(*) Analista de Inversiones de Inversor Global.

Dejá tu comentario