Acciones argentinas: los sectores y las empresas con mejor potencial ante la incertidumbre electoral

Opiniones

Hay sectores donde, al margen del resultado de las elecciones legislativas, parece existir consenso: uno de ellos es el energético, el otro es el bancario atado a una evolución favorable en la negociación con el FMI

Desde la última semana de marzo del 2020, el contexto global viene siendo altamente favorable para las inversiones de riesgo, con el índice estadounidense S&P 500 registrando una performance del 105% en dicho periodo.

La salida de la pandemia y la recuperación de las economías fueron mucho más rápidas de lo esperado. Sin embargo, las políticas de estímulo implementadas por la mayoría de los Bancos Centrales del mundo resultaron en un incremento considerable del gasto público y en un aumento de la tasa de inflación de los países. Por ejemplo, en Estados Unidos, la tasa de inflación anual alcanzo el 5,4% en septiembre, último dato reportado.

Ante esta situación, creemos que los commodities -que sirven como resguardo de valor- seguirán siendo demandados con precios históricamente altos, lo que podría favorecer a las economías de los países que los producen, entre ellos, la Argentina.

A nivel local, continúan las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de 45 mil millones de dólares contraída en el año 2018. Al mismo tiempo, nos encontramos a días de unas elecciones legislativas que, de repetirse el resultado de las PASO, conformarán un Congreso con una ecuación de poder mucho más equilibrada que en los primeros dos años del gobierno actual.

En este contexto, creemos que Argentina podría tomar dos rumbos. El escenario optimista sería que la coalición gobernante tenga mayores incentivos para acordar con las principales fuerzas políticas de la oposición la hoja de ruta del país de los próximos dos años. Por el contrario, un escenario más negativo sería uno de mayor confrontación, donde oficialismo y oposición intenten imponer una visión única por sobre la otra, en desmedro de una agenda previsible para los sectores productivos.

Pero, al margen de lo anterior, hay sectores donde parece existir consenso, y uno de ellos es el energético y su rol clave para el desarrollo estratégico para el país.

En términos de mercado e inversiones, en AdCap nos inclinamos por Pampa Energía (PAMP AR), ya que la empresa participa en toda la matriz energética argentina. Además, la compañía tiene un perfil de deuda saludable, con un ratio de deuda neta/EBITDA de 1,7x, y obtiene la mayor parte de sus ingresos en el segmento de generación de electricidad (el 52% del EBITDA global de la firma), y estos ingresos están atados a la evolución del tipo de cambio oficial del dólar. Por su parte, en el segmento de E&P (exploración y producción), el 90% está explicado por la producción de gas, que se encuentra remunerada a un precio de 3,9 dólares por millón de BTU, un 95% más que un año atrás, gracias a los incentivos del programa del Plan Gas.

Pero también, para aquellos inversores inclinados a dolarizarse, creemos que Aluar (ALUA AR) y Ternium Argentina (TXAR AR) se encuentran aún subvaluadas, pese a haber subido en pesos 82% y 151% en el año, respectivamente.

Estas dos compañías tienen gran parte de sus ingresos en dólares debido a que exportan parte de su producción. En el caso de Aluar, estimamos que seguirá siendo beneficiada por las buenas perspectivas del precio internacional del aluminio, que ya un subió un 30% durante 2021.

Por su parte, Ternium viene de publicar un resultado récord de 43 mil millones de pesos, y de exportar en el tercer trimestre del año un 11% de sus cargamentos de acero. Además, cuenta con una participación del 29% en Ternium México y del 6% en Usiminas (Brasil).

En un escenario más defensivo, creemos que Mirgor (MIRG AR), que viene registrando una performance en pesos del 150%, seguirá siendo beneficiada. Al encontrarse alcanzada por el régimen de promoción industrial, el motor de la economía de Tierra del Fuego que regirá al menos hasta el año 2023, la compañía goza de beneficios impositivos y aduaneros para llevar adelante sus actividades industriales. Además, consideramos que Mirgor, al tener una posición financiera saludable (no tiene deuda financiera), puede capturar market share de competidores que tuvieron más dificultades financieras para atravesar el año.

Finalmente, creemos que las acciones bancarias son las más correlacionadas a la evolución de la negociación con el FMI y la tasa de riesgo país.

Ante un escenario de resolución favorable de la deuda, consideramos a Banco Macro (BMA AR) como la acción con mayor potencial retorno. Solo en el último mes, el papel tuvo una performance del 11%, que resulta menor que el 17% promedio registrado por sus tres competidores que cotizan en el panel líder. Además, la entidad tiene un negocio con bajo apalancamiento, escasa mora y gran exceso de capital. Por eso, creemos que, ante un escenario de recuperación de la demanda de crédito, podría ser el banco con mayor musculatura para prestar rápidamente y captar también oportunidades de crecimiento inorgánico.

Equity Sales Trader de AdCap

Temas

Dejá tu comentario