25 de noviembre 2008 - 00:00

El petróleo ante una oportunidad histórica

El petróleo ante una oportunidad histórica
Hace tan sólo poco más de cuatro meses atrás el avance del precio del petróleo alcanzaba su máxima cotización histórica en los 147,3 dólares por barril y las proyecciones de entidades de primera línea y analistas eran de un mayor crecimiento del precio por efecto de la creciente demanda y un nivel de oferta que no lograba cubrirla. Es así cómo en esa coyuntura se proyectaban valores de 180 y hasta 200 dólares por barril hacia fines de este año 2008.

Sin embargo, en medio de ese proceso eufórico los precios inflexionaron a la baja y regresaron de manera veloz hacia la zona de 100 dólares por barril, lo cual se consideró "razonable", y poco tiempo después nos encontramos con que la caída terminó siendo aún más aguda hasta alcanzar los niveles actuales en torno a los 50 dólares por barril y resulta que ahora no sólo se justifican los valores actuales a partir de la recesión mundial sino que incluso se espera que la baja continúe profundizándose y se hablan de valores posibles en los 40-35 dólares por barril.

Es decir, en tan sólo cuatro meses las condiciones han cambiado de un extremo a otro, o bien de la euforia a la depresión como siempre mencionamos en nuestras columnas, y lo cierto, o al menos es nuestra percepción, que del mismo modo cuando el barril de petróleo estaba en los 145 dólares era irracional y lo planteamos en esta misma columna en una nota del 8 de julio del presente año, también consideramos que los valores actuales de 50-45 dólares son irracionales y, por lo tanto, es posible que estemos próximos a ver inflexiones alcistas de importancia en el precio de este commodity.

Un concepto básico dentro de nuestro modelo de análisis indica que los mercados antes que por razones se mueven por expectativas, y siempre luego habrá una razón que explique dicho movimiento. Sin embargo, para el inversor muchas veces esa explicación puede ser tarde y, por lo tanto, se pierde un atributo fundamental que se requiere tener en la toma de decisión que es "la oportunidad".

En definitiva, si la explicación o el razonamiento que se hace de un movimiento no es oportuno, que me permita como inversor sacar provecho de ello, de poco me sirve. Sin embargo, si como concepto primordial entendiera que los que mueven los mercados son las perspectivas subjetivas que tienen los diferentes participantes del mercado hacia el futuro; entonces es, al menos probable, pueda anticiparme a una tendencia por el solo hecho de mirar el mercado con cierto espíritu crítico que la irracionalidad de un movimiento no puede ser sustentable y por lo tanto presenta oportunidades.

Con lo expuesto, pasaremos a desarrollar el análisis del petróleo y a partir de él exponer los parámetros técnicos que nos estarían orientando hacia la idea que el commodity se encuentra en zona de piso y próximo de materializar una importante inflexión alcista, que en primera instancia recupere en forma parcial el terreno perdido en los últimos meses.

ANALISIS: PETROLEO

Nuestra lectura parte del ciclo alcista para el commodity que diera inicio en los mínimos del año 1998 en 10,43 dólares por barril. Todo ciclo alcista, de acuerdo con nuestro modelo, debería desarrollarse con una secuencia de cinco movimientos, donde las ondas 1, 3 y 5 responden a movimientos que van a favor de la tendencia, mientras que las ondas 2 y 4 responden a movimientos correctivos de la tendencia.

De acuerdo con nuestra lectura, el ciclo alcista del petróleo luce incompleto a los máximos de 147,3 dólares. En efecto, consideramos que la subida desde los mínimos de 1998 a los máximos del año 2000 en 37,75 dólares es la onda 1 del ciclo, el recorte a los mínimos de 2001 en 16,75 dólares es la onda 2 y toda la subida desde los mínimos de 2001 a los máximos de 2008 en 147,3 es la onda 3 alcista de la secuencia. Si esta lectura es correcta, debemos entender la baja actual del commodity como temporal en onda 4 de la secuencia. Esta onda 4 debería encontrar un piso en la zona de mínimo ya alcanzada de 50-45 dólares para, desde estas instancias, el alza en los precios quede retomada ya en camino de llevar el commodity mínimamente hacia la zona de 100-110 dólares por barril como recuperación parcial de la baja previa, pero sabiendo que dentro del esquema técnico de fondo la salida alcista podría ser incluso hacia nuevo máximos históricos por encima de los 147-150 dólares para los próximos años, como onda 5 de la secuencia.

Bajo lo planteado, recomendamos interpretar los niveles actuales del commodity como una oportunidad de compra o de inversión, ya sea en forma directa con la compra de futuros de petróleo o bien con la compra de ETF que sigan el sector tales como el USO, DIG o bien el DBO. En todos los casos veremos que hay comportamientos muy alineados que, independientemente de la composición y el grado de volatilidad que tenga el mismo ETF, se presentan como un instrumento de inversión que me permite estar en el commodity sin los riesgos que implica operar el mercado de futuros.

Dejá tu comentario

Te puede interesar