Una ley que protege los activos de la ANSES

Opiniones

Nos merecemos un sistema previsional que sea parte de un sistema de seguridad social donde los argentinos en su conjunto puedan tener proyectos para desarrollarse. Porque si se desarrollan los argentinos, se desarrolla la Argentina. 

El Gobierno nacional intentará sancionar en el Parlamento una ley que garantice un blindaje a los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) refinanciando las deudas de las provincias con la ANSES y buscando que sea el Tesoro Nacional el que asuma el pago de la “reparación histórica” para 800 mil jubilados que lo cobran.

La Ley de Defensa de los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que ya cuenta con dictamen favorable en la comisión de presupuesto y hacienda, tiene como objetivo que la ANSES por intermedio del FGS del SIPA deberá priorizar aquellas inversiones que tengan impacto directo en la economía real promoviendo la sostenibilidad del sistema previsional y de la economía argentina, apoyándose en tres pilares fundamentales:

1- Cambio en el financiamiento de la Reparación Histórica (RH)

El proyecto de Ley implica reordenar las fuentes de financiamiento, poniendo a las prestaciones de la RH en igualdad de condiciones con aquellas del SIPA, y mejorar el perfil de financiamiento de la RH al no sujetarla a la realización de activos de difícil liquidación.

Este reajuste de haberes implica pagos ajustados por movilidad para algo menos que 1 millón de jubilados (aprox. el 17% de los jubilados del SIPA) durante un horizonte de 15-20 años.

La ley 27.260 (Reparación histórica) prevé 4 fuentes de financiamiento que deben utilizarse secuencialmente.

  • Los Recursos obtenidos por el Blanqueo de 2016 y que, actualmente, están agotados.
  • Las Rentas que genere el FGS a través de sus inversiones.
  • Si las anteriores resultaran insuficientes, se podrían vender activos del FGS.
  • Si los recursos del FGS fueran insuficientes, los pagos de la RH se cubrirán con los recursos del SIPA y/o las partidas específicas que establezca la ley de Presupuesto.

Ahora bien, los recursos del blanqueo del 2016 están agotados, y en realidad, sólo lograron financiar cuatro años. La ley de Reparación histórica invirtió el orden racional de financiamiento que tiene el SIPA. Primero se debería haber utilizado los recursos del blanqueo, luego los del SIPA y mantener al FGS en su rol de financiador de eventuales insuficiencias en el financiamiento del régimen previsional.

No tiene lógica financiar el programa de RH con los recursos del FGS, primero porque las rentas disponibles son muy acotadas y la liquidez de los activos del FGS tienen un mercado pequeño sin generar presión financiera.

El FGS se concibió para atender ocasionales desequilibrios de carácter transitorio que el sistema previsional pudiese atravesar en circunstancias excepcionales. Es la “rueda de auxilio” del sistema previsional.

2. Asistencia del FGS ante la eventualidad del Covid-19

Por esta crisis sanitaria los ingresos de la ANSES y el SIPA se redujeron por dos canales:

  • Una serie de decisiones de postergar/diferir y/o reducir el pago de contribuciones patronales de sectores que se vieron afectados. Estas obligaciones se volvieron de imposible cumplimiento para los empleadores y, si no se hubieran tomado estas medidas, se habría producido una pérdida mayor en el nivel de empleo.
  • La pandemia y la crisis sanitaria produjeron una caída de la actividad y de los ingresos reales de las personas que deterioran el flujo de recursos de la ANSES, en especial los ligados a la actividad económica como los recursos tributarios.

3. Desendeudar a los beneficiarios de los Créditos ANSES

Con el objetivo de recuperar el valor real de las prestaciones y promover alivio financiero, se desarrolló tres soluciones:

  • Suspensión del cobro de cuotas de los “créditos ANSES” durante desde enero de 2020.
  • La no capitalización de los intereses en los créditos suspendidos
  • Extensión del plazo de amortización que se agrega al término original pactado.

EL proyecto de ley que se tratar en el recinto de la cámara baja, tiene como finalidad

  • Compensar parcialmente la disminución de ingresos que se generan por efecto de la contracción económica y de ingresos ligados a la crisis sanitaria.

  • Lograr libertad del FGS para seguir invirtiendo a largo plazo y promover el desarrollo económico financiando la productividad en la seguridad social

  • Institucionalizar el mecanismo de asistencia flexible y trasparente, con autorización del Congreso de la Nación

  • Autorizar la asistencia financiera por parte del FGS al SIPA para cubrir el déficit de los ingresos del SIPA

Mi conclusión es que, nos merecemos un sistema previsional que sea parte de un sistema de seguridad social donde los argentinos en su conjunto puedan tener proyectos para desarrollarse. Porque si se desarrollan los argentinos, se desarrolla la Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario