Zoom inversor: cuatro claves para comenzar a ser parte de la Bolsa 2.0

Opiniones

Hoy inauguramos la columna "Zoom inversor", cuyo objetivo es cada día martes, mediante un análisis bursátil, invitar al lector a ser parte de la Bolsa 2.0. Pase y siéntese cómodo.

Cuando tenía 14 años me mudé desde La Matanza a la Ciudad de Buenos Aires, porque mi hermano había ingresado a la carrera de medicina en la UBA. Para pagar los costos de alquiler, él comenzó a trabajar en un cyber locutorio y yo lo acompañaba cuando salía del colegio. En ese lugar un chico me habló de un juego de inversiones que llamó mi atención y que más tarde comencé a jugar. Hasta que un día recibí una llamada de un agente de bolsa indicándome que dicho juego era en realidad un simulador bursátil y que había ganado el concurso del “inversor del año”. Fue así cómo comencé a invertir.

Pese a que comencé a comprar activos financieros desde muy chico, recuerdo que fue difícil para mí llegar a sentirme parte de “la Bolsa”. Ese ámbito de expertos financieros, en aquel entonces, me parecía complejo e impenetrable.

Buenos muchachos

En 1853, un grupo de caballeros presentó al Gobernador de Buenos Aires, Pastor Obligado, un sueño: construir la primera línea ferroviaria de Argentina. Sin embargo, la respuesta que recibieron fue “el caballo, tan barato en el país, en lugar del carbón fósil, tan caro en él”.

Pese a la negativa inicial, Obligado autorizó el desarrollo de los ferrocarriles con la condición de que se construyeran en su totalidad con capitales argentinos. Motivo por el cual, para financiar la obra, los empresarios se reunieron en la casa de la familia de José de San Martín y fundaron un selecto club de inversores. Así nacía la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, presidida en aquel entonces por el presidente también de la sociedad ferroviaria, Felipe Lavallol, dando paso a un moderno medio de transporte que contribuiría a que la Argentina se posicionara como una potencia hasta principios del Siglo XX.

Esta historia hace que la Bolsa parezca un espacio inaccesible en el que interactúan empresarios de un alto estatus social para el comercio e intercambio de información financiera. Y, en efecto, en el pasado lo era. Sin embargo, actualmente podemos encontrar el edificio prácticamente vacío y −con certeza− hoy la información pasa por otro lado.

En otras palabras, ser parte del mundo bursátil en la actualidad no implica un gran esfuerzo. Todo lo contrario, el acceso a la información financiera se ha visto democratizado por las nuevas tecnologías, por lo que dejamos las siguientes cuatro claves para comenzar a ser parte de la nueva Bolsa.

1. Webinar e Instagram Live con tu bróker

La palabra webinar deriva del inglés “seminar” y, como su nombre lo indica, se refiere a un seminario online. Esta herramienta actualmente es utilizada por la mayoría de las sociedades de bolsa para brindan seminarios web gratuitos a sus clientes.

En este sentido, para acceder a ellos, el primer paso es abrirse una cuenta de inversión (comitente), o incluso se puede pedir el enlace a un amigo que posea una cuenta, y listo.

Adicionalmente, también estas entidades realizan vivos en Instagram, por lo que seguirlas (y a sus asesores financieros), resultará fundamental para conseguir buenos análisis de forma diaria.

2. Twitter y Telegram para alertas

Antes de que una noticia llegue a los diarios, es recurrente encontrarla en Twitter. Seguir a entidades oficiales y a referentes de la economía nos permite obtener flashes informativos que pueden resultar una alerta a la hora de tomar decisiones financieras. Por otra parte, la aplicación “Telegram” es muy utilizada por los inversores -por su seguridad- para trasmitir información sensible, tales como la cotización del dólar blue o algún análisis bursátil.

3. Facebook para el análisis

Facebook pasó de moda para la mayoría de los millennials, posiblemente en el mismo momento en el que abrió cuenta mi tía. No obstante, para el mundo bursátil esta red social otorga la posibilidad de prestarle más atención a los análisis que a las imágenes, por lo que este espacio se ha vuelto uno de los favoritos para el debate bolsero con grupos de hasta de 50 mil miembros, tales como, l “Club Argentino de Inversores”, “Merval Inversiones”, “Argentina Inversiones”, entre otros.

4. Zoom con expertos

La semana pasada recibí la grata invitación para dar una charla por la plataforma “Zoom” a un grupo de WhatsApp de reconocidos inversores y analistas financieros, llamado “Bolseros Emergentes”. Y, si bien por falta de tiempo no participo mucho, en la grilla de las próximas charlas, además de la mía, encontré las charlas de notables colegas, tales como, Claudio Zuchovicki, Salvador Di Stefano, Fausto Spotorno, Gustavo Neffa, etc.

Esto denota que ya no solo los inversores se juntan, sino que los mismos –producto del aislamiento y el surgimiento de nuevas plataformas como Zoom, Google Meet y Hangouts– se encuentran más que nunca en cercanía a los referentes del mercado financiero argentino.

Para concluir, damos hoy por inaugurada la columna “Zoom inversor”, cuyo objetivo es cada día martes, mediante un análisis bursátil, invitar al lector a ser parte de la Bolsa 2.0. Pase y siéntase cómodo.

(*) Director de Morales Inversiones. Presidente del Centro Latinoamericano de Inversiones (CELAI). Autor del libro "Análisis fundamental: Estrategias para invertir en el mercado argentino"

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario