"La pesca mueve millones, y hay intereses poderosos"

Opiniones

«¿Si hay corrupción en la pesca? Yo diría que sí. ¿Dónde no? Pero a la corrupción hay que perseguirla, y tenemos la posibilidad de hacerlo. Hablar de un país sin corrupción en una actividad productiva sería una vergüenza y una mentira de mi parte...» Gerardo Nieto, el subsecretario de Pesca de la Nación, que cumplió la misma función en Santa Cruz junto a Néstor Kirchner cuando era gobernador, reconoce que está en el centro de la tormenta de un conflicto que arrastra varios gobiernos. La pesca en la Argentina mueve exportaciones por u$s 800 millones anuales e intereses poderosos con una industria que moviliza a provincias enteras. Y tras la polvareda levantada por una funcionaria desplazada y acusaciones publicadas contra él, Nieto recibió a este diario y enseguida apoya sobre el escritorio un «arma» implacable: un grabador. Se encargará de conservar la entrevista, como si no tuviera confianza en que se contará lo que él dice.

Periodista:
¿Cómo se llega a esta crisis de la pesca, focalizada en la merluza?

Gerardo Nieto: Hay que poner la situación en su justo término. La situación de los recursos pesqueros tiene variaciones según su utilización en cada uno de los períodos de explotación, ya sean los '80, los '90 o a partir de 2000. La explotación se fue incrementando, en determinado momento, en aras de buscar exportaciones pesqueras de gran volumen. Evidentemente, aumentar las exportaciones en precio si valorizar el mismo producto significa mayor utilización del recurso. De hecho, se forzó la situación de recursos como la merluza.


P.:
¿Qué se cumple de la Ley Federal de Pesca?

G.N.: Salvo por la parte de la distribución, la Ley Federal de Pesca rige. Pero el proceso de distribución está discutido y se discute permanentemente.


P.:
Pero si la ley habla de cuotificación, ¿por qué las administraciones fueron cambiando, vía decreto, esa distribución?

G.N.: Supongo que las prioridades serían distintas. Nosotros tenemos el objetivo de llevar a pleno el funcionamiento de la Ley Federal de Pesca. Sobre el resto no puedo dar respuesta porque estaba en el Consejo Federal Pesquero.


P.:
¿Ud. piensa que hubo errores en las gestiones anteriores?

G.N.: Yo creo que sí... Sin ninguna duda, hubo errores en el análisis o en la proyección de cada uno de los recursos involucrados. Pero una cosa son errores y otra cosa son faltas. Y a las faltas que vamos detectando les aplicamos los mecanismos de la administración, con los sumarios correspondientes hasta llevar la demanda al marco judicial como corresponde.


• Distorsión

P.: Siempre se menciona que el problema de los permisos de pesca se inició en los '90, cuando se hizo un acuerdo con Europa. ¿Es así? (N de la R: Durante la gestión de Felipe Solá se firmó y reguló el «Acuerdo sobre relaciones en materia de pesca marítima con la Comunidad Económica Europea» que facilitó la incorporación de buques comunitarios y permitió la emisión de permisos de pesca.)

G.N.: Pienso que parte del problema se debe a la distorsión del manejo que se hizo con respecto a la utilización del acuerdo con la Comunidad Económica Europea.Y va a aparecer en la revisión de los diversos permisos involucrados. Si cabe suspender, ejecutar o anular alguno, se hará
.

P.:
¿Cuándo estaría en plena vigencia la ley?

G.N.: En el menor tiempo posible. Esperamos que durante lo que queda de 2004.


P.:
Se dijeron muchas cosas últimamente, conflictos en la subsecretaría, la remoción de una funcionaria...

G.N.: No fue un conflicto, pero no voy a abrir juicio sobre la situación que pudo haber planteado públicamente alguien que ocupó un cargo y que, en definitiva, tomamos la decisión de remover. Desde la administración de De la Rúa estaba establecida una intervención en la Dirección Nacional de Pesca y Acuicultura. Nosotros generamos otra metodología de orden, otra estructura de ordenamiento de la Subsecretaría.Y en determinado momento de abril se decidió remover a quien estaba a cargo de esa intervención, generando un cambio administrativo. Hay una fuerte participación de la Secretaría en todo esto. Por idea del secretario Campos y mía se intenta normalizar la estructura administrativa de la Secretaría. Y se buscó un funcionario con amplio conocimiento administrativo que se hiciera cargo de la intervención para que en un plazo de 180 días, a lo sumo el doble de ese tiempo, normalice el área. No voy a discutir esta situación. Es hora de que cambiemos la pesca definitivamente.

• Concurso

P.: ¿Después de esos 180 días habrá un concurso para buscar un director nacional?

G.N.: Sí. Debido a la importancia del tema, esperamos estar designando mediante concurso un director nacional.


P.:
Hay un trabajo del ARI sobre la pesca y muchas acusaciones...

G.N.: No lo conozco. Cuando lo conozca, voy a poder opinar. El otro día, alguien se retractaba de haber dicho sobre mí algo a partir de haberse enterado de que yo había sancionado a una empresa vinculada a Conarpesa. Y realmente si verifican, hemos tenido el mismo tratamiento para cualquiera de las empresas cuando me tocó estar como subsecretario de Pesca en la provincia de Santa Cruz. Las hemos tratado sin ningún tipo de deferencia o particular atención. Cuando correspondía, los sancionamos, y las sanciones se hicieron efectivas y lo seguimos haciendo de acuerdo con lo que establece la normativa legal de la provincia...


P.:
Se dice que no se sancionan buques de la provincia...

G.N.: Eso es absolutamente falso.


P.:
¿Este año cuántas empresas se sancionaron?

G.N.: Sobre fin del año pasado hicimos una evaluación y en 6 meses habíamos firmado más sanciones que en los dos años anteriores.
(N de la R: Según datos de la Subsecretaría de Pesca, desde 1998 hasta el 1 de junio del año pasado hubo 679 sanciones y desde el 2 de junio/'03 hasta hoy se contabilizan 392 con un monto en multas de 10 millones de pesos). Aquello que detectamos lo sancionamos como falta grave. Hemos de remover todo lo que esté a nuestro alcance dentro de la normativa y de la Justicia. Formando parte el Consejo Federal Pesquero en 2000 encargamos un trabajo que realizó la Facultad de Derecho de la UBA para tener una herramienta útil de análisis del sector. Nunca fue usado. Pasaron diferentes administraciones, no lo utilizaron y se perdió... Ahora lo rescatamos.

Dejá tu comentario