3 de junio 2024 - 00:00

Las compañías basura venden deuda sin parar

Las empresas con calificación basura están emitiendo bonos a una velocidad impresionante, aprovechando los rendimientos actuales antes de que los costos de financiamiento suban.

mercados eeuu wall street
freepik.es

Las compañías basura están aprovechando la actual situación financiera para emitir bonos a niveles alarmantes, alimentadas por un mercado que parece ignorar los riesgos. Te adelanto: no es recomendable comprar bonos basura ahora.

La demanda insaciable de bonos corporativos estadounidenses, especialmente los de alto rendimiento (o bonos basura), ha alcanzado niveles inquietantes. Esta tendencia, que afecta a toda la economía salvo el sector inmobiliario comercial, refleja una relajación extrema de las condiciones financieras, a pesar de las iniciativas de la Reserva Federal para endurecerlas.

En la primera semana de mayo, las empresas con calificación de basura han emitido más de USD 14.000M en nuevos bonos, el volumen más alto desde finales de 2021.

Recordemos la definición de bono basura (o de alto rendimiento): título de renta fija que tiene un alto riesgo de impago y que en contraprestación tiene que pagar un tipo de interés más alto.

Los banqueros e inversores señalan una creciente convicción de que las tasas de interés en Estados Unidos no bajarán bruscamente este año. Como resultado, las empresas están buscando financiamiento ahora para evitar enfrentar costos de endeudamiento más altos en el futuro.

En el primer cuatrimestre de 2024, la emisión de bonos corporativos de todos los tipos ha aumentado un 38% en comparación con el mismo trimestre del año anterior, alcanzando los USD 752.000M.

De estos, la emisión de bonos basura casi se ha duplicado. Estos bonos, con calificaciones de BB+ o inferiores, están viendo una demanda inusualmente alta, lo que podría estar indicando un optimismo imprudente.

  • Grado de inversión: USD 635.000M, un incremento del 31%
  • Bonos basura: USD 117.000M, un incremento del 95%

Las esperanzas de que la Reserva Federal reduzca las tasas se están desvaneciendo, sin embargo, los diferenciales entre los bonos basura y los títulos del Tesoro (spread) siguen siendo alarmantemente bajos. Actualmente, se ha reducido a solo 1,85 puntos porcentuales, el nivel más bajo desde 2007, justo antes de la crisis financiera.

Esto significa que los inversores están asumiendo grandes riesgos crediticios por una compensación mínima. Si uno quisiera hacer tasa sin asumir esos riesgos, podría comprar bonos cortos del Tesoro:

tasa eeuu1.png

Recordemos que luego de tres meses de malos datos de inflación, el debate sobre aumentos de tasas ha resurgido. Sin embargo, el spread entre los bonos basura y los del Tesoro prácticamente no se movió:

tasa eeuu2.png

Esto ha llevado a las empresas a apresurarse a emitir bonos. Actualmente, los bonos BB rinden un 6,4%, igual que en junio de 2022, a pesar de que la Fed ha aumentado las tasas significativamente desde entonces.

En agosto de 2021, los bonos BB rendían un 3,2%. En junio de 2022, con la Fed subiendo tasas al 1,75%, el rendimiento subió al 6,4%. Ahora, con las tasas de la Fed en el 5,5%, los rendimientos de los BB siguen en 6,4%.

Esto indica que, a pesar de que la Fed ha aumentado las tasas en 5,25 puntos porcentuales desde agosto de 2021, los rendimientos de los BB han subido solo 3,2 puntos porcentuales. Este bajo rendimiento es preocupante en comparación con otros años:

tasa eeuu3.png

Las empresas con calificación basura están emitiendo bonos a una velocidad impresionante, aprovechando los rendimientos actuales antes de que los costos de financiamiento suban.

Los inversores, por su parte, están apostando a que la Reserva Federal eventualmente reducirá las tasas, lo que podría llevar a un aumento en el precio de estos bonos. Esta estrategia, sin embargo, está llena de riesgos.

La situación actual se parece mucho a lo que pasó antes de la crisis financiera de 2008, cuando la gente subestimó los riesgos y el entusiasmo en los mercados que llevaron a un desastre económico. Los inversores deberían estar extremadamente cautelosos ante la situación actual, ya que el contexto para comprar bonos basura está lejos de ser amigable.

¿Por qué no es buena idea comprar bonos basura? Básicamente no ofrecen una buena relación riesgo/retorno. Es mucho mejor idea comprar un bono corto del tesoro americano y asegurarse un rendimiento superior al 5% antes que comprar un bono basura, con todo el riesgo que eso conlleva, por tan solo un poco más de rendimiento. A tener cuidado.

Si querés conocer más sobre inversiones, te invito a nuestro sitio web: www.clubdeinversores.com

Nota: El material contenido en esta nota NO debe interpretarse bajo ningún punto de vista como consejo de inversión o recomendación de compra o venta de un activo en particular. Este contenido tiene fines únicamente educativos y representa únicamente una opinión del autor. En todos los casos es recomendable asesorarse con un profesional antes de invertir.

Dejá tu comentario

Te puede interesar