Carteras para apostar al mercado local en momentos de incertidumbre

Opiniones

Opciones interesantes para aquellos inversores que quieran diversificar su capital en PPI: una cartera más conservadora solo con activos de renta fija y otra más agresiva, con predominio de renta variable. Se vienen meses de incertidumbre en los mercados.

Por Lautaro Franco

Se vienen meses de bastante incertidumbre en los mercados. Con lo complejo del contexto internacional y las próximas elecciones en noviembre, elegir un portafolio adecuado no es una tarea fácil.

Aun así, existen opciones interesantes para aquellos inversores que quieran diversificar su capital. En este caso, son dos carteras. Una de ellas es más conservadora y se compone únicamente por activos de renta fija, mientras que la otra es un poco más agresiva, con algo de renta variable.

Cartera conservadora (Renta Fija)

Esta cartera está pensada para inversores que quieran invertir parte de su capital en el plano local, pero con un view algo conservador. El objetivo es estar cubiertos ante los posibles escenarios negativos con gran exposición de instrumentos en dólares, soberanos y corporativos.

Distribución por instrumento

image.png

  • ONs Hard Dollar/FCIs: Dentro de está categoría podemos encontrar ONs como Telecom Argentina 2025 (TLC5O) con rendimiento aproximado de 6,6% anual, Pampa Energía 2023 (PTSTO) con una TIR del orden del 8,5% y Capex 2024 (CAC2O) del 6%.

    Telecom Argentina es la empresa líder de telecomunicaciones en Argentina y cuenta con un moderado nivel de endeudamiento. Pampa Energía es la mayor empresa de generación de electricidad en Argentina con inversiones también en producción de gas en vaca muerta y empresas de servicios públicos. Por último, Capex se dedica a la exploración y explotación de hidrocarburos y a la generación de energía eléctrica, térmica y renovable.

ONs de este estilo suelen tener láminas mínimas altas (u$d 1000 en general), por lo tanto una alternativa más económica pueden ser Fondos Comunes de Inversión que se compongan en su mayor parte por bonos corporativos. El mínimo en estos fondos suele ser de u$d 100, se suscriben en MEP y son una excelente opción para diversificarnos.

  • FCIs Dólar Linked: Teniendo en cuenta las expectativas de una aceleración en el ritmo de devaluación para los próximos meses, un FCI Dólar Linked puede ser una buena alternativa para cubrirnos ante ese posible escenario. Hay muchas opciones de este estilo en el mercado y, en general, vienen teniendo rendimientos YTD mayores al 20%.

  • Bonos ajustables por CER: Los bonos que ajustan por CER continúan teniendo un gran atractivo de cara al mediano plazo. Estos bonos siguen a la inflación, por lo cual son una excelente cobertura ante la misma.

Las posiciones más interesantes se dan en la parte media de la curva, es decir en los bonos TX23 y TX24. Estos bonos pagan intereses semestrales, con tasas de 1,4% y 1,5% (respectivamente) + CER. Para dar una referencia, la tasa CER actualmente se encuentra en 35,35% (anual).

  • FCIs Latam: Los Fondos Comunes de Inversión Latam invierten directamente en renta fija -soberana y corporativa- de los principales países de Latinoamérica, por ejemplo Chile, Brasil o Paraguay. Son una buena opción para salir del riesgo local. Estos fondos se operan generalmente en dólar cable y el mínimo para suscribir suele ser u$d 1.000.

Teniendo en cuenta estás proporciones, la distribución de la cartera por moneda quedaría de la siguiente manera:

Distribución por moneda

image.png

El monto mínimo, en dólares, recomendado para acceder a esta cartera optando por ONs Hard Dólar en lugar de FCIs (en el primer instrumento) es de u$d 3.000. En cambio si optamos por FCIs el mínimo recomendado sería de u$d 1.500.

Cartera agresiva (Renta Mixta)

Está cartera apunta a aquellos inversores que busquen un retorno superior asumiendo un riesgo más alto. Sin tantos instrumentos de cobertura y algo de renta variable constituye un portafolio bastante más agresivo que el anterior. La composición sería la siguiente:

Distribución por instrumento

image.png

  • ONs Hard Dollar/FCIs y Bonos ajustables por CER: La recomendación es la misma que en la cartera conservadora.

  • Acciones locales: Para los inversores que quieran armar una posición de acciones argentinas, apostando a una recuperación económica y a un cambio de expectativas en lo local, lo ideal sería buscar empresas de calidad, con mejor posición financiera, menor exposición a mercados regulados y beneficiados por el alza de precios de los commodities. Entran en este grupo acciones de TXAR, ALUA, y BMA.

  • Bonos soberanos en USD: En este caso para aquellos inversores que quieren entrar directamente al riesgo local, siendo que la curva soberana viene tan golpeada, el GD38 parece la mejor alternativa. Pero también podríamos agregar Córdoba 2026 (CO26). La provincia de Córdoba reestructuró su curva de bonos Ley NY en enero, pero no generó ningún cambio de condiciones sobre su instrumento local. Al ser un instrumento que va devolviendo su capital de forma trimestral (y a la vez que paga cupones), maximiza los pagos hasta 2024 (u$d 41 c/VN100), lo cual hoy en día significa una ventaja estratégica por si Argentina no logra evitar un evento de crédito para ese momento.

  • CEDEARs: No podemos dejar afuera de está cartera al instrumento estrella de este momento, los CEDEARs, los cuales son una excelente alternativa para diversificarnos, saliendo un poco del riesgo local pero manteniendo una cobertura ante el tipo de cambio. Algunos CEDEARs recomendados en este momento son: VIST, MELI, GOLD, BRKB o DISN.

Teniendo en cuenta estás proporciones, la distribución de la cartera por moneda quedaría de la siguiente manera:

Distribución por moneda

image.png

El monto mínimo, en dólares, recomendado para acceder a esta cartera optando por ONs Hard Dólar en lugar de FCIs es de u$d 5.000. En cambio si optamos por FCIs el mínimo recomendado sería de u$d 2.000.

Team Leader de Banca Digital en Portfolio Personal Inversiones (PPI)

Dejá tu comentario