Marca empleadora: ¿maquillaje o autenticidad?

Opiniones

Es vital que las compañías se muestren realmente como son, genuinas y cercanas, destacando aquellas características que las hacen verdaderamente únicas.

En la actualidad el mercado laboral está atravesando un cambio de paradigma, el cual no sólo se debe al impacto de la digitalización y la consecuente aparición de nuevas funciones, sino también a la importancia que las empresas le dan a la relación que van formando con sus colaboradores, es decir, la construcción de la llamada marca empleadora.

Las nuevas generaciones se han fortalecido con el paso del tiempo y son cada vez más demandantes con las empresas, exigiéndoles coherencia entre sus acciones y sus declaraciones. Por ello, es vital que las compañías se muestren realmente como son, genuinas y cercanas, destacando aquellas características que las hacen verdaderamente únicas. Ahora bien, la pregunta en este contexto es: ¿cuántas de ellas están dispuestas a “quitarse el maquillaje” y mostrarse como son?

El desafío que tienen las organizaciones es desarrollar prácticas que les aporten valor real. Llevar adelante acciones que les permitan ser consistentes son una prioridad estratégica para sostener el negocio en el tiempo.

En mi experiencia, una sólida cultura organizacional se construye sobre tres pilares: Diversidad e Inclusión, Construcción de Marca Empleadora y Creación de Entornos de Trabajo Innovadores. Respecto al primer pilar, las empresas ya están mutando de un enfoque más tradicional hacia un nuevo paradigma en el cual los entornos laborales se vuelven realmente inclusivos, y se practica una comunicación abierta y efectiva que garantice el bienestar de todos sus colaboradores. Las sociedades han evolucionado con el correr de los años procurando eliminar la discriminación, a su vez que las compañías consideran cada vez más impulsar la diversidad e inclusión como una ventaja competitiva. Así, ofrecen entornos laborales en los que sus empleados se sientan realmente parte de la organización, busquen un desarrollo profesional y valoren su espacio de trabajo.

Por otra parte, para que la marca empleadora refleje lo que una compañía es, las organizaciones deben promover sus valores, comunicar su misión y visión, trabajando de forma sólida para que las acciones difundidas hacia afuera sean replicadas hacia adentro, así como también escuchar lo que el mercado laboral y la sociedad en general demandan. Para esto es importante involucrar a los colaboradores, ya que ellos son los verdaderos transmisores de la cultura de la organización.

El tercer pilar, relacionado con la creación de entornos de trabajo innovadores, nos invita a cuestionarnos si somos capaces de perforar nuestra cultura organizacional para liberar la creatividad. Muchas veces se promueven espacios creativos fomentando la innovación y la disrupción, pero no se garantiza la libertad necesaria para ello y allí es cuando las organizaciones recurren a un maquillaje de la realidad.

Se necesita valentía y seguridad de que por el camino de la autenticidad se logran cambios reales que suman a la construcción de marca empleadora y, por ende, la organización es mejor valorada por los potenciales candidatos.

Quienes nos dedicamos a los Recursos Humanos tenemos la responsabilidad de acompañar con congruencia la cadena de sentido, y de mensajes culturales y organizacionales. Quitarnos el maquillaje y mostrarnos tal cual somos es un acto de coraje en sí mismo, y uno de los más valorados por las nuevas generaciones. La autenticidad organizacional es clave para el éxito.

Esto no es fácil: muchas veces implica enfrentar nuestras propias imperfecciones, tal vez las ojeras que heredé de mi abuelo o mi piel grasa, que sin dudas puedo mejorar, pero no esconder o tapar. Dejemos que nuestra piel corporativa respire y se oxigene, que sea transparente y que muestre el paso del tiempo a su favor, porque lo mejor que nos puede pasar es mostrar nuestro verdadero rostro, ese que nos hace únicos e irrepetibles.

(*) Director de Right Management y de Capital Humano de ManpowerGroup Argentina

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario