Telemedicina, una modalidad que llegó para quedarse

Opiniones

Hoy en día, la prestación de servicios médicos a distancia, a través de sistemas de comunicación digital, se presenta como una opción segura.

Si bien la telemedicina es una herramienta que se utiliza desde hace varios años en muchas partes del mundo, en la Argentina su uso se acrecentó en los últimos meses, a raíz de las medidas implementadas para prevenir el Covid-19.

Hasta hace algunos años la teleconsulta era considerada como parte de “la medicina del futuro”, casi una utopía. Hoy en día, la prestación de servicios médicos a distancia, a través de sistemas de comunicación digital, se presenta como una opción segura, utilizada por médicos y pacientes para prevenir posibles contagios.

Asimismo, se trata de un sistema que nos permite seguir en contacto permanente con nuestros pacientes, aún durante una situación de emergencia sanitaria como la que se está viviendo en este momento. Las aplicaciones que recomendamos para esta nueva forma de atención son DoqChat y ProApp, las cuales posibilitan una comunicación más fluida con los pacientes.

La característica principal de esta modalidad es que no requiere de la presencia física de las personas, quienes podrán asistir a la consulta de forma virtual, desde la comodidad de sus casas. A pesar de no poder revisar el cuerpo de forma directa, si es posible observar algunas lesiones y manifestaciones a través de la pantalla, como por ejemplo una herida post-quirúrgica, así como también prevenir y mejorar ciertas afecciones.

Por otro lado, muchas empresas vinculadas a la salud pusieron a disposición de la comunidad información de calidad para ayudar a los pacientes que se encuentren transitando un proceso de rehabilitación y también para despejar dudas o consultas de aquellos que aún no se animan a someterse a un tratamiento o cirugía. Por ejemplo, MED-EL- empresa líder en soluciones auditivas-, desarrolló la iniciativa Volver a Escuchar, un sitio destinado a ofrecer información acerca de las distintas soluciones que existen para cada tipo de pérdida auditiva y la opinión de prestigiosos profesionales, además de diversos testimonios de usuarios de implantes cocleares, para animar a quienes se encuentren en un proceso de decisión.

¿La telemedicina llegó para quedarse?

Muchos se preguntan si la telemedicina es solo una respuesta al contexto actual o si, por el contrario, se trata de una tendencia que sobrevivirá en el tiempo y se irá perfeccionando, transformando nuestra manera de vincularnos y comunicarnos.

Por mi parte, creo que cada vez será más común este tipo de atención médica. De a poco, los pacientes y los profesionales se están acostumbrando y reconocen todos los beneficios que posee la nueva forma de asistencia. Como todo proceso que recién empieza, la telemedicina tiene algunas limitaciones que podrán ir superándose con el tiempo y la práctica.

De esta forma, una persona que presente un cuadro gripal común y corriente podría ser atendida de manera virtual, evitando mayores complicaciones en su salud y la diseminación de cuadros infecciosos en el resto de la comunidad.

(*) Médico por la Universidad Austral y especialista en Otorrinolaringología. Completó su formación con una rotación en el Servicio de Neurocirugía, Cuello, Nariz y Oído en el Hospital de la Ciudad de Würzburg, Alemania. Médico otólogo del IORL Arauz y referente de MED-EL.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario