Patricia Van Plöeg

Oleada de ventas

Está a punto de cerrarse otra venta de una empresa argentina a capitales brasileños. Se trata de Quickfood, líder entre los productores de alimentos congelados. No es más que un fiel reflejo de la política pro empresa que el gobierno de Lula da Silva y anteriores han marcado como estrategia para el desarrollo. En la Argentina, todo lo contrario: al empresario local se lo castiga con altísima presión tributaria, se lo pone a merced de gremios y se le controlan precios. Por si fuera poco, con el dólar alto, se rebaja el valor de las compañías.

Oleada de ventas

Está a punto de cerrarse otra venta de una empresa argentina a capitales brasileños. Se trata de Quickfood, líder entre los productores de alimentos congelados. No es más que un fiel reflejo de la política pro empresa que el gobierno de Lula da Silva y anteriores han marcado como estrategia para el desarrollo. En la Argentina, todo lo contrario: al empresario local se lo castiga con altísima presión tributaria, se lo pone a merced de gremios y se le controlan precios. Por si fuera poco, con el dólar alto, se rebaja el valor de las compañías.

Carne sube 6% en un día

Otra batalla perdida para el gobierno: la carne subió ayer 6% en el Mercado de Liniers y amenaza con continuar en alza. Ya toda la política antiinflacionaria oficial se asemeja a una farsa, comenzando por el INDEC controlado por el secretario Guillermo Moreno, que este mes ya tendría decidido reflejar una suba de sólo 0,5% en los precios. Se anuncia un acuerdo con subsidio para el costo de la papa que sólo regirá para los consumidores porteños. En el interior, valdrá más del triple del precio oficial. La inflación real se acerca a 20% en el año, que es lo que aumentaron en promedio los salarios privados. Lo que se gana de un lado se pierde del otro. Pero no hay ningún atisbo de cambio desde el gobierno y en el ínterin los precios se aceleran. Y lo mismo sucede con la presión gremial para lograr aumentos: empleados de Aerolíneas Argentinas, tras parar 80% de los vuelos de cabotaje en el país, ayer obtuvieron incrementos de haberes de 26%. Todo insostenible.