Información General

Polack: "Hay niños que se mueren sin ir al hospital a 20 km de la Capital"

El médico Fernando Polack titular la Fundación Infant investiga las causas de la mortalidad infantil. "El 50% de la mortalidad infantil es por bronquiolitis entre el mes y los 12 meses de vida", sostuvo.

“Hay una Argentina invisible, son aquellos sectores que están sumidos en la pobreza, que no tiene documentos, sus niños se mueren en sus casas”, explica el doctor Fernando Polack titular la Fundación Infant que investiga las causas de la mortalidad infantil. “El 50% de la mortalidad infantil es por bronquiolitis entre el mes y los 12 meses de vida y ocurre en los lugares muy pobres”, explica Polack. Esa Argentina invisible a los políticos y a la sociedad no se encuentra solo en alguna remota provincia sino “a 20 kilómetros de la Capital” aclara Polack.

La Fundación Infant es una organización sin fines de lucro, creada por médicos argentinos en 2003, cuya misión es investigar las causas de enfermedades respiratorias que afectan gravemente a los niños, como el asma, la bronquiolitis, la neumonía y la gripe y posibilitar el desarrollo de una vacuna. Sus investigaciones son usadas por instituciones públicas (Ministerios de Salud, hospitales, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, etc.) para prevenir y curar dichas enfermedades. Hoy la organización se expandió a Brasil (Porto Alegre) y Colombia (Medellín y Bogotá), y lleva invertidos más de $ 400 millones en ciencia y salud en Argentina. Estos fondos provienen de apoyos internacionales como el National Institutes of Health (NIH) y Fundación Bill & Melinda Gates que durante 12 años apoyo la investigación sobre las causas de mortalidad infantil en Argentina.

Polack se recibió con diploma de honor de la Universidad de Buenos Aires en 1990 y completó su formación pediátrica y en infectología en universidades de los Estados Unidos incluyendo la Johns Hopkins en Baltimore. Su experiencia lo lleva a concluir que el sistema sanitario argentino adolece de un plan de largo plazo que impide que muchos niños cuando llegan al hospital puedan ser salvados.

A continuación el dialogo con ámbito.com sobre la pobreza y la mortandad infantil.

Pregunta: ¿De qué se mueren los niños en Argentina?

Fernando Polack: En general hay tres tipos de causas por las cuales se mueren las personas en los distintos países. En los países desarrollados se mueren por enfermedades complejas; después están los países pobres donde los chicos se mueren por falta de cloacas, falta de vacunas, de atención, etc. Argentina está en el medio, no tiene las situaciones dramáticas de los países más pobres, pero de todas maneras cuenta con situaciones igualmente graves. Una medición de extrema pobreza es ver qué cantidad de niños mueren en el primer mes de vida, ya que esto indica que no hubo cuidados durante el embarazo.

En las zonas más pobres de nuestro país estas muertes se ubican en 30% alcanzando en algunas zonas al 50%, que son en los lugares extremadamente pobres y estos niños se mueren en la casa.

Otro indicador grave es que en la Argentina tenemos más mortalidad materna que en Chile y Uruguay debido a que no contamos con una institución sanitaria capaz de dar respuesta a este problema. La causa es que falta entrenamiento continuo de los profesionales y apoyo de enfermería por citar algunos ejemplos. En algunas zonas los chicos se mueren en sus casas mientras que otro grupo de chicos se mueren en los hospitales que no están preparados para mantenerlos vivos.

P.: ¿Por qué una gran mayoría de los chicos se mueren en los hospitales?

F.P.: Es difícil saberlo porque a pesar de tener un montón de salas de asistencia, el sistema nunca ha funcionado para dar respuesta a la gente más carenciada. Sé que se pueden evitar más muertes en los hospitales, por ejemplo, en los Estados Unidos se mueren 50 chicos por bronquiolitis con una natalidad de 50 millones por año. Y en la Argentina se mueren unos 600 con una natalidad de 600 mil. Como decía, tenemos dos tipos de muertes en la Argentina: la hospitalaria y la que ocurre en el hogar. Las personas que mueren en el hogar son aquellas que son invisibles para la gente, los políticos, el sistema y no solo viven lejos, en alguna remota provincia, sino a 20 km de la Capital. Es gente que no tiene DNI, que no se sabe bien de qué se muere, y muere la misma cantidad de los que fallecen en un hospital.

Hicimos un estudio acerca de porqué se mueren los chicos que abarcó todas los hospitales y salitas desde la Casa Cuna al Hospital de Niños de La Plata. Llegamos a la conclusión que los niños se mueren en invierno y mayormente por bronquiolitis y el hospital no le puede dar una respuesta positiva.

Del otro lado están los chicos que mueren en sus casas. En un 70% fueron una vez al médico y volvieron a la casa. ¿Quiénes son esos chicos?: los más vulnerables entre los vulnerables. El que se muere viene de una familia muy diferente (siempre dentro del mismo segmento de pobres) por ejemplo, no están registrados, no tiene DNI, a veces ni partida de nacimiento, sus madres vienen de una situación más frágil, son casas de chapa, no tienen cloacas ni agua potable. Son invisibles. Quiero aclarar que este estudio se inició en el 2011.

P.: ¿Mejoraron desde ese momento las condiciones en el lugar donde relevaron los datos?

F.P.: Las condiciones de vida no han variado. Desde siempre en la Argentina, no hay un plan estructural, no existen planes a largo plazo. Por ejemplo, se podría establecer un plan de entrenamiento en los hospitales para identificar estos pacientes y protegerlos. Significa un plan de largo plazo con objetivos. Falta planificación.

P.: ¿Cómo se puede solucionar?

F.P.: Nosotros tratamos de entender por qué se mueren los chicos. Esto da información y esto permite saber cómo solucionar los problemas. La principal muerte de los niños es por enfermedades respiratorias y es la bronquiolitis. La bronquiolitis causa aproximadamente 30 millones de episodios de infección respiratoria aguda baja y 3,4 millones de internaciones en niños todos los años en todo el mundo. Además, alrededor de 199 mil niños mueren anualmente por el VSR (virus sincicial respiratorio, causante de la enfermedad) y el 99% de estos decesos ocurren en países en vías de desarrollo como el nuestro.

Hoy en día no existe un tratamiento específico efectivo para esta enfermedad. Sin embargo, la buena noticia es que los resultados de la investigación de una vacuna para la bronquiolitis están en una etapa muy avanzada.

En la Argentina, el pico anual de esta enfermedad -que comienza con un resfrío y a los dos o tres días aparecen otros síntomas como sibilancias, fatiga, fiebre, o hundimiento del tórax al respirar-, se produce entre mayo y agosto. Según la Secretaría de Salud de la Nación, hubo 226.835 muertes la semana 46 del 2018.

Nosotros venimos hace 17 años analizando el impacto de esta patología en la Argentina y no deja de alarmar la debilidad del sistema sanitario frente a las enfermedades graves de invierno.

DR. Polack e investigadores (1).jpg

P.: ¿A qué se refiere?

F.P.: Un 49% de los fallecimientos de los niños enfermos por bronquiolitis ocurre en la casa y representan el 30% de las muertes invernales en los hogares del conurbano. Pero existen medidas concretas para implementar: mejorar la detección de familias en riesgo en los hogares y el manejo de los casos graves en centros de salud de regiones carenciadas que salvaría muchas vidas. Es tal el impacto de este virus en la mortalidad infantil global que entidades referentes en salud pública mundial como la Organización Mundial de la Salud, la Fundación Bill y Melinda Gates, entre otras, han tomado la decisión prioritaria de apoyar a diferentes instituciones para acelerar el desarrollo de soluciones terapéuticas y preventivas contra este virus.

P.: ¿En qué estado está el desarrollo de una vacuna contra la bronquiolitis?

F.P.: Muy avanzado. Básicamente consistirá en la inmunización materna, estrategia similar a la utilizada para proteger a los niños contra el tétanos, la gripe y las tos convulsa, y podría proteger a los recién nacidos en los primeros 3 meses de vida, que es cuando la severidad de esta enfermedad es mayor. La vacuna se testeó en Argentina, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Filipinas, y Sudáfrica. Los datos preliminares disponibles sugieren una alta eficacia en poblaciones de países en vías de desarrollo. El estudio final abarcó a 4.600 mujeres en el mundo. Los datos oficiales de Sudáfrica demostraron un 58% de protección, si se vacuna a la mamá, el niño tiene menos de la mitad de chances de enfermarse. Tiene que tener la aprobación de la Food and Drug Administration (FDA) de los Estados Unidos pero tengo que aclarar que este organismo solo aprueba vacunas o medicamentos que funcionan para los norteamericanos.

P.: ¿Cómo se hace un testeo de vacunas?

F.P.: El testeo de vacunas se comienza de manera voluntaria en adultos y va bajando hasta niños. En general estos estudios no se hacen en Argentina sino en sociedades muy desarrolladas. Quiénes son las madres que participan: las que han perdido un niño y las madres muy religiosas que sienten que deben hacerlo por la comunidad. De todas maneras, de 55 personas sólo una se ofrece para probar vacunas. Todo el proceso hasta que una vacuna llegue a estar lista para el laboratorio puede demandar 10 a 15 años.

P: Pero dudo que en los Estados Unidos haya enfermedades que existen en países subdesarrollados o muy pobres….

F.P.: Si, es cierto pero todos miran a la FDA para desarrollar un medicamento o una vacuna. La OMS (Organización Mundial de la Salud) está muy interesada en esta vacuna porque la neumonía junto con la malaria, es la principal causa de muerte de los niños en el mundo. Y esta vacuna previene la mitad de todas las neumonías. Que esta vacuna no salga al mercado es una pena. Los países interesados en esta vacuna son los africanos, Brasil, Argentina, India, entre otros. Para que la OMS la bendiga tiene que solicitarla un país en donde se haya testeado la vacuna.

P.: ¿Es un proceso muy costoso?

F.P.: Miles y miles de millones de dólares. Este desarrollo fue apoyado por la Fundación Gates con una condición que: si la vacuna resultara aprobada, se debe garantizar su accesibilidad en el mundo en desarrollo disminuyendo el costo para estos países. Es que en el mundo en desarrollo el 99% las muertes de los niños son por esta causa.

P.: ¿Por qué es importante que los bebes prematuros reciban leche materna?

F.P.: Hace muchos años hicimos un estudio con los hospitales Garraham y la Maternidad Sardá y observamos que a los chicos prematuros que les dan el alta suelen luego vuelven a ser internados. En la mayoría de los casos, estas internaciones respondían a las madres que no le dieron el pecho. El estudio detectó que si una nena prematura toma leche materna tiene el 50% de posibilidades a no tener que volver a un hospital. En el caso de un varoncito, el beneficio es menor porque se enferman menos.

P.: ¿Cuál es la causa de que los bebes prematuros varones se enfermen menos?

F.P.: cambio, con 10 varones y una mujer tiene una guerra, es la lógica de la preservación de la especie y esto se acentúa cuando los bebes son prematuros. En este sentido hay políticas públicas que podrían bajar ciertos costos del presupuesto de Salud sobre todo de los niños más prematuros apuntando esencialmente a que sean alimentados con leche materna. Piense que la humanidad la tuvo como alimento durante miles de años.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario