11 provincias suben sueldos

Política

Ya 11 provincias cedieron aumentos a sus empleados públicos por presión ejercida por los sindicatos. Fue después de la polémica suba de $ 150 dispuesta por Kirchner para frenar también amenazas de paros. De generalizarse en todas las provincias, el costo fiscal sería de casi $ 2.700 millones por año. El peligro es que representa más de 68% del excedente del superávit primario previsto para 2004.

Casi la mitad de los gobernadores se vio arrastrado a dar aumentos salariales luego de que Néstor Kirchner hiciera lo propio con los estatales nacionales. Lo hicieron en condiciones desventajosas, arriesgando en muchos casos el fisco y no conformando, en la mayoría de los distritos, las expectativas gremiales.

En plena erupción de reclamos en el interior, Chaco, Santa Fe, Catamarca, La Pampa, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, La Rioja, Salta, Tucumán y San Luis ya anunciaron que darán o estudian seriamente dar incrementos en los sueldos a los empleados provinciales.

Pero las medidas no alcanzaron para calmar a los gremios por lo que trascendió en las provincias la posibilidad de que mañana se reúnan algunos gobernadores en Buenos Aires para analizar una respuesta coordinada a la crisis. «Sobre todo, el aumento dado a los empleados nacionales nos afecta a las provincias chicas», confió a este diario un mandatario kirchnerista desairado por el Presidente cuando le pidió fondos para incrementar sueldos.

En paralelo, ayer también en los municipios se extendían voces disconformes con los
150 pesos que concedió Kirchner a sus trabajadores lo que despertó el celo de los sindicalistas locales.

En
Buenos Aires, Felipe Solá volvió a repetir que no va a dar aumentos después del que concedió en enero. El mandatario aseguró ayer que la única manera de aumentar salarios sería que Nación le devolviera más de $ 400 millones por deudas en diferentes conceptos. La respuesta de Solá hizo que anoche los gremios estatales se encontraran a última hora decidiendo alguna medida de fuerza.

En tanto, la cuestión de los fondos nacionales que hacen falta para encarar aumentos de sueldo será, seguramente, uno de los planteos que le hará
José Manuel de la Sota a Kirchner en la visita presidencial prevista para hoy a la provincia. El gobierno local ya dispuso $ 90 millones para lo que resta de 2004 para dar aumentos entre activos y pasivos. Por su parte, el tucumano JoséAlperovich es otro de los gobernadores que decidió otorgar concesiones a los gremios. En este caso se dará una suma fija no remunerativa de 50 pesos.

En la otra vereda,
Misiones es uno de los distritos kirchneristas que se resiste a dar aumentos salariales. Según voceros de Carlos Rovira, no se pueden dar incrementos ya que, con un presupuesto de $ 800 millones, Misiones tiene que cumplir con pagos de deuda que este año representan 350 millones. Otros distritos que por ahora no darán aumentos son Mendoza, Jujuy, Neuquén, San Juan, Santiago del Estero, Santa Cruz, Río Negro y Formosa.

Dejá tu comentario