Adelantan gastos en nueva Casa Rosada

Política

Los $ 16,6 millones que el gobierno destinó dentro del Presupuesto 2008 a refaccionar la Casa Rosada ya comenzaron a tener destino. Ayer se supo que ya está listo el decreto que ordena el traslado del mural «Ejercicio Plástico», que el mexicano David Alfaro Siqueiros pintó en 1933 en la quinta de Natalio Botana, desde el depósito donde está arrumbado al Museo Histórico de la Casa de Gobierno.

Fue la promesa que Cristina de Kirchner les hizo a los mexicanos este año en dos ocasiones -cuando viajó primero sola y luego junto a su marido-, sobre una idea que la primera dama reivindica como propia: instalar el mural en las galerías de la vieja Aduana Taylor, que se encuentran debajo de la Plaza Colón. Cristina de Kirchner les dijo en México a los restauradores que las bóvedas de los sótanos del museo presidencial serían el lugar apropiado para instalar ese conocido mural poblado de formas femeninas con senos exuberantes que imita una visión debajo del agua. Y le encargó a la subsecretaria de Cultura de Carlos Menem y Eduardo Duhalde, Magdalena Faillace, que completara todos los trámites.

  • Desarmado

    Es que la pintura fue realizada cubriendo las paredes, el piso y el techo del sótano de la quinta de Botana, aunque ahora se encuentre desarmada y guardada desde 1991 en húmedos containers al aire libre en un depósito, después de que ese inmueble se demoliera y todo quedara envuelto en medio de una quiebra judicial y un litigio con la Nación por su preservación.

    Ayer, el gobierno confirmó que la Secretaría de Cultura de la Nación ya tiene en su poder el decreto que dispone el traslado de la obra de arte valuada en u$s 7 millones. Se trata de una de las obras más importantes que Siqueiros realizó fuera de México.

  • Documental

    El abandono sufrido por «Ejercicio plástico» en la última década fue reflejado hace poco en el documental «Los próximos pasados», de Lorena Muñoz, que reflotó el tema después que dos misiones de restauradores en distintos años inspeccionaran el mural para verificar si aún estaba en condiciones se ser salvado. Pero para terminar el traslado aún falta tiempo. Si bien ya se tomó la decisión política para trasladarlo a la Casa Rosada, todavía deben acondicionarse las galerías de la Aduana Taylor que tienen filtraciones de agua en paredes y techos. Es parte de la obra que se realizó junto con la remodelación de la Plaza Colón, el nuevo enrejado de la Casa de Gobierno y, por estos días, la construcción de un nuevo acceso a los museos.

    Los trabajos demandarán una inversión de $ 3,5 millones, mientras que la restauración del mural implicará un gasto de u$s 100 mil.

    La intención es que la restauración del mural, actualmente fragmentado en 16 partes, se realice en el mismo museo de la Casa Rosada, que posee «espacio suficiente». El primer paso para la expropiación ya había sido dado cuando la obra de 6,71 metros de largo por 3,5 de ancho fue declarada de «interés histórico» por el gobierno, por lo que ahora está obligado a preservarla como patrimonio nacional.
  • Dejá tu comentario