Fábrica de aviones: asumirá Mirta Iriondo, decana de Facultad de Matemática de Córdoba

Política

Se inicia otro recambio. Planta estable busca que no se modifique ahora la línea de producción. Está programada la entrega de 4 aviones IA-63 Pampa III en los próximos dos años y suba de producción a 6 aparatos anuales. Todo está pendiente de un refuerzo del financiamiento. Sin un aporte presupuestario al programa Pampa III se cae la producción de 2020.

A punto de finalizar y entregar el sexto avión IA-63 Pampa III de serie la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) espera la llegada de las nuevas autoridades designadas por el ministro de Defensa, Agustín Rossi. La silla de la presidencia del directorio ya tiene dueña; Mirta Iriondo, la acompañan Franco Giuggioloni; ingeniero aeronáutico, ex director general de Planificación Industrial y Servicios para la Defensa y Horacio Viqueira, abogado cordobés un referente del partido Frente Grande, exdiputado nacional entre 1993 y 1999, resta definir dos directores para completar la conducción de la empresa. La rotación y alternancia de las administraciones derivada del cambio de gobierno es un problema endémico que soporta la fábrica, se diría desde sus orígenes y repercute en los programas y proyectos consolidados y en desarrollo.

El anhelo de los recursos humanos estables, gerentes, ingenieros, técnicos y operarios es la continuidad de la línea de producción y negocios un asunto que con frecuencia se modifica por miradas políticas antes que de estrategia industrial y desarrollo tecnológico.

Hoy la planta no depende sólo del Estado abrió un nicho en el mantenimiento de aeronaves comerciales civiles (LATAM y Flybondi) que tiene potencial y escala. Con la realidad de no poder continuar como decana de la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación (Famaf) de la Universidad Nacional de Córdoba, su mandato vence en 2020, sin posibilidad de reelección, Iriondo aterrizó en la presidencia de la planta aeronáutica de su Córdoba natal. Conoce el sector, se desempeñó como subsecretaria de Investigación Científica cuando Arturo Puricelli era ministro de Defensa y antes con Nilda Garré, fue directora de Planificación Industrial. Funcionaria de reacciones volcánicas se espera que haya pulido modos y tratos para un ambiente donde el trabajo en equipo es más importante que el liderazgo de mano dura.

p14-copy.jpg

Herencia

Hereda un salto de garrocha cuando todavía no dio el primer paso en la pista. Antes del cambio de Gobierno, Graciela Villata exsecretaria de Gestión Presupuestaria del ministerio conducido por Oscar Aguad, reorientó una partida asignada al programa Pampa III; alrededor de 8 millones de dólares; para aplicarlos al contrato de modernización del Tanque Argentino Mediano (TAM 2C) de unos 115 millones de dólares a cargo de la israelí Elbit. Esa desafectación perjudicó el cronograma de producción del Pampa III en 2020. Es el primer desafío grave a encarar por la designada Iriondo, de no corregirse implicará la paralización definitiva de los trabajos de terminado de los 4 aviones más uno de back up programados para el año que inicia.

La hoja de ruta tecnológica del Pampa III con objetivos de corto, mediano y largo plazo es un activo que arrancó en la anterior gestión Kirchner, se consolidó y se llegó a la fabricación en serie con el management saliente de Antonio Beltramone, resta ahora mantener el ritmo productivo y la evolución del sistema a una versión con radar y capacidades de ataque ligero, un producto de exportación. Hay vías abiertas quizá la más atractiva es la negociación con México (venta con coproducción, cofabricación de conjuntos) posee capacidad instalada de alto nivel tecnológico, la planta motriz del Pampa se fabrica en las instalaciones de Honeywell Aerospace de Chihuahua, México. Con el agregado político de ser el primer destino en el exterior que visitó Alberto Fernández recién electo para un armado que reedite el progresismo regional. Otro objetivo es incrementar los componentes nacionales en la producción del Pampa. Se pasó de un 2% de partes nacionales en el avión a un 12%.

Son partes menores, aunque cuantificadas significan más de un 10% (del valor) del Pampa. Nacionalizar proveedores y componentes permite bajar costo logístico, tiempo de entrega y, lo más importante, generar trabajo local y desarrollo tecnológico de las empresas participantes. FAdeA como empresa tractora de las pymes locales está a la espera de una ley de offset. Consta que la gestión de Aguad y antes la del riojano Julio Martínez dieron a luz un proyecto que terminó en el cajón de pendientes. Es una herramienta legal extendida en el mundo, son contratos de compensaciones industriales anexos a los de ventas de equipamiento militar. El proveedor brinda algún tipo de prestación extra, una transferencia productiva (que fabrique partes del equipo) o tecnológica para que el adquiriente desarrolle capacidades que no posee.

Embraer en 1970 tuvo su primer empujón al desarrollo actual en parte gracias al offset de la producción bajo licencia del avión italiano Aermacchi MB-326 que denominaron Xavante. Embraer es un cliente estratégico de FAdeA, la planta está certificada por el gigante aeronáutico brasileño, fue en la anterior gestión de Rossi cuando se cerró el ciclo de producción de partes y conjuntos para el avión de transporte militar brasileño KC.390. Embraer ya está en la fase de producción en serie del KC-390, implicará más trabajo para FAdeA y aumento de la facturación. El país con FAdeA (invirtió 35 millones de dólares) y Portugal con la empresa OGMA participan como socios extranjeros del proyecto KC-390, Portugal encargó 5 aviones para la fuerza aérea, Argentina sólo ha manifestado intención de compra nunca concretó el pedido.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario