Alberto Fernández de viaje (Dominicana y EEUU)

Alberto Fernández en República Dominicana (1).JPG

Sin respiro para una sociedad que salta de la economía, al clima, de ahí a la política (de propios y ajenos), o a los paros sorpresivos, pasando por cantidad de manifestaciones multitudinarias (algunas) en las calles, lo que convierte todo en un caos permanente. Difícil para cualquiera, menos para un argentino, ya habituado a los cambios y a la indefinición permanente, casi en todos los planos.

Y la semana -corta- que pasó fue el ejemplo más claro. Imposible de enumerar, por la cantidad de acontecimientos que podrían resumirse en el presidente Alberto Fernández, finalmente optó por viajar a República Dominicana (Cumbre Iberoamericana), donde exigió cambios en la economía mundial y volvió a cargar contra el FMI; y de ahí “enganchar” hacia Washington donde, finalmente, el presidente Joe Biden le dio una reunión prevista para este miércoles 29.

El hecho, lógicamente, implicó la cesión (temporaria) del poder a su vice, Cristina Fernández de Kirchner, con quién había evitado encontrarse en el CCK el lunes (hizo la apertura y se retiro antes del discurso central), en la cumbre del Grupo de Puebla, al arrancar la semana. “Así están las cosas entre ellos” ratificaron, lo obvio, en Balcarce 50, mientras la gente de La Cámpora preparaba la gran movilización que cerraría la semana, el viernes, por la conmemoración del Día de la Memoria, a 47 años del derrocamiento de Isabel Martínez de Perón, con una Plaza de Mayo llena (¿como señal de fuerza?), y con muchas declaraciones del sector “cristinista” para que Alberto Fernández decline su intención de ir por la reelección.

Dejá tu comentario

Te puede interesar