Alberto Fernández y Francisco: un saludo afectuoso y un chiste del Papa

Política

El Presidente y el sumo pontífice se reunieron por primera vez de manera oficial en el Vaticano. Es la primera escala de la gira europea del mandatatio.

Alberto Fernández fue recibido por el papa Francisco, en un encuentro que comenzó con un afectuoso saludo, risas y hasta un chiste del sumo pontífice hacia el Presidente.

“Santo Padre, qué gusto verlo!”, dijo Alberto Fernández al ver a Francisco, quien le dio la bienvenida. En un video que publicó en su cuenta de Twitter el periodista Gabriel Sued se escucha cuando el Presidente para dar lugar a la reunión le dice al sumo pontífice “pase usted”, a lo que el líder de la Iglesia católica responde: “No, primero el monaguillo”. A continuación las risas de ambos y de los presentes del caluroso encuentro.

Tras ese afectuoso saludo, el Presidente y el Papa se sentaron a hablar en privado, en lo que es su primer encuentro oficial.

El presidente Alberto Fernández le entregará a Francisco un busto del Siervo de Dios conocido como "Negro Manuel", un libro sobre los cafés porteños y un tejido elaborado en un telar artesanal por jóvenes de la asociación civil Granja Andar.

Fuentes de la delegación argentina que acompaña a Fernández en Roma confirmaron a Télam que entre los presentes del presidente habrá un busto del "Negro Manuel", testigo de un Milagro de la Virgen de Luján según la tradición católica, y que es considerado "Siervo de Dios" por El Vaticano, una de las instancias previas a la santidad.

Fernández también entregará al pontífice un libro sobre cafés y bares notables de Buenos Aires y un tejido en telar hecho por la asociación civil que trabaja con personas con discapacidad y a quienes el propio mandatario recibió antes de viajar a Roma.

Del lado del pontífice, habrá ediciones encuadernadas en cuero rojo de sus escritos como Papa, una edición especial de su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 2020 y podría sumarse un medallón dedicado a la paz, confiaron fuentes vaticanas a Télam.

Fernández llegó este jueves a Roma y, tras reunirse con el director del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, el estadounidense David Breasley, se dirigió a la residencia de la embajada argentina ante Santa Sede, donde se hospedará hasta el domingo a la mañana junto a su pareja, Fabiola Yañez.

Fernández cenará en la residencia junto a los otros dos huéspedes que se hospedan allí, el canciller Felipe Solá y la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y con los secretarios de Culto, Guillermo Oliveri; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

La agenda europea de Alberto Fernández

La gira de Alberto Fernández continuará este mismo viernes con un encuentro con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y a las 17 (13 hora argentina) uno con el presidente Sergio Mattarella, en el Palacio del Quirinal.

El mandatario y la primera dama, Fabiola Yañez, pasarán el fin de semana en Roma con una agenda aún no está confirmada.

Alberto Fernández dejará Roma el domingo 2 por la noche, con destino a Alemania, donde está previsto una reunión al día siguiente -el lunes 3 de febrero- por la tarde con la canciller Angela Merkel, en Berlìn.

El martes 4, en tanto, el Presidente se verá con su par español, Pedro Sánchez, en el Palacio de La Moncloa, en Madrid, y el miércoles 5 almorzará con el mandatario francés, Emmanuel Macron, en el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia de la República francesa.

Con Macron, Alberto Fernández mantuvo un breve diálogo e intercambió saludos en Israel, donde ambos coincidieron en el Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo.

Se trata del segundo viaje al exterior que emprende Fernández como Presidente.

El primero fue justamente la última semana a Jerusalén, para la conmemoración del Holocausto, donde conjugó un perfil bajo con la oportunidad de presentarse a un amplio espectro de líderes extranjeros, cuyos apoyos podrían contribuir en la renegociación de la deuda con el organismo internacional.

En Israel -donde permaneció 50 horas-, Fernández tuvo dos reuniones bilaterales formales con las autoridades anfitrionas: el presidente Reuven Rivlin y el primer ministro de ese país, Benjamin Netanyahu.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario