"Escuchar y estar cerca de todos", el mensaje de la cumbre política en Casa Rosada

Política

El Presidente mantuvo una reunión de campaña junto con ministros, gobernadores y legisladores del FdT.

El presidente Alberto Fernández presidió este martes en la Casa Rosada la primera reunión de “campaña” y participaron el jefe de gabinete, Juan Manzur, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el ministro del interior, Wado de Pedro, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el jefe del bloque oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner, y el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde.

La consigna oficial de esta nueva etapa es “escuchar y estar cerca de todos”. Es que el resultado electoral dejó al descubierto que el Frente de Todos no tuvo un buen diagnóstico de cómo estaba llegando a la gente la recuperación económica que con, tanto entusiasmo, hablaban los ministros Economía, Martín Guzmán como Matías Kulfas.

Si bien es cierto que la actividad económica se está recuperando – en julio, según informó el INDEC se registró una suba de 0,8% respecto a junio- de todas maneras, un 2,5% menos que lo registrado en el igual mes del 2019 (que no fue un buen año) y comparado con 2020 un 11,7%.

Uno de los sectores que más rápidamente recuperó ciertos niveles de actividad fue la industria y la construcción, pero “los servicios y el comercio para una recuperación plena les llevará entre 6 y 7 meses”, admitía un importante funcionario del gabinete nacional en dialogo con Ámbito.

Esta afirmación es la que explicaría que más allá de las distintas medidas económicas para mejorar los niveles de ingresos que se anunciaran, la idea es “mostrar un Gobierno que se ocupa de los temas de la gente” ya que no se piensa que se podrá llegar a todos con una mejora palpable de su situación económica. Un ejemplo de esto fue la ayuda del Gobierno nacional para atender el problema de inseguridad en Rosario.

Por eso, el eje de esta nueva etapa, pasa por “gestionar”, y la hiperactividad que está imprimiendo Manzur está contagiando al resto del gabinete.

Por esta razón, una de las cuestiones que acordaron en la reunión es que la “campaña será corta”. El objetivo sigue siendo ganar las elecciones de noviembre por unos 6 o 7 puntos.

Cada gobernador será su propio jefe de campaña respondiendo a las demandas de su territorio que “varía de acuerdo a cada lugar”.

Aunque “Manzur será el encargado de coordinar la campaña nacional", explicaron. También participaran en diversas actividades el presidente Alberto Fernández y la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

De hecho, Alberto en lo que va de la semana ya lleva tres actividades en diferentes localidades con el objetivo de tomar contacto con la gente y “escuchar”.

Cuando se analizan las causas de la derrota electoral, admiten, que "hubo una mezcla de temas que influyeron en el resultado” pero no dejan de reconocer que “una de las cuestiones fue la falta de dinero en el bolsillo”.

En realidad, el propio INDEC muestra esta situación: el 70% de la población ocupada gana menos de $ 50.000 al mes al termino del mes de junio.

En otro punto, se continuará con intensidad ejecutando la obra pública. Se tiene en marcha unas 2.300 obras en todo el país y el nivel de ejecución presupuestaria alcanza ya al 70%.

A nivel económico existe cierto optimismo en la Casa Rosada. La vuelta a una vida casi pre pandemia permitirá la llegada de turistas extranjeros que activará a uno de los sectores más golpeados. Asimismo, en el gobierno estiman que la cosecha gruesa será importante y que en líneas generales el campo continuará con precios sostenidos.

Dejá tu comentario