Allanaron una oficina del Gobierno porteño por las denuncias de maltrato a indigentes

Política

Las oficinas de la Unidad de Control de Espacio Público (UCEP) del Gobierno porteño fueron allanadas por orden judicial, a raíz de una denuncia contra el organismo por supuestos golpes a una joven embarazada de 18 semanas, que habría sufrido desprendimiento de placenta.

Fuentes judiciales informaron que la medida fue ordenada por el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario porteño Roberto Andrés Gallardo, con el fin de buscar información sobre presuntos operativos irregulares que realizaría el organismo.

El allanamiento fue una de las medidas que había pedido el asesor tutelar de menores e incapaces Gustavo Moreno, ante la posibilidad de que menores de edad se vean perjudicados por operativos realizados por la UCEP, algo para lo cual el organismo no es competente, sino que debería hacerlo el Consejo de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, según comentaron las fuentes.

El allanamiento tuvo lugar en las oficinas del Gobierno de la Ciudad en el Edificio del Plata, ubicado sobre Carlos Pellegrini al 200, a metros del Obelisco.

Ahora, el juez Gallardo analizará la gran cantidad de documentación secuestrada en el lugar, muchos de los cuales vinculados a operativos realizados por el organismo, indicaron las fuentes.

La denuncia que dio origen a los allanamientos realizados el jueves, fue presentada días atrás por el abogado Adrián Albor, representante de Carla Baptista y Graciela Cisneros, las dos jóvenes presuntas amenazadas y golpeadas, quien denunció al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, como supuesto "instigador", por los presuntos operativos irregulares de la UCEP, y también al ministro de Ambiente y Espacio Público, Juan Pablo Piccardo.

Según la denuncia, el pasado 1 de octubre pasado, las jóvenes fueron golpeadas y amenazadas por personal de la UCEP, mientras dormían sobre la calle Pasco, entre Constitución y Cochabamba.

Además, Baptista -indicó en la presentación- embarazada de 18 semanas habría sufrido a raíz de los golpes, el desprendimiento de placenta y lesiones de consideración en el rostro.

Las jóvenes, en el caso de Cisneros quien dijo haber recibido puñetazos en su abdomen, aseguraron en la denuncia que la agresión provino de personas que portaban uniformes de la UCEP.

Dejá tu comentario