Aníbal contra todos: atacó a Cobos, Solanas y Alberto Fernández

Política

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró que el vicepresidente Julio Cobos no llegará a ser candidato a presidente porque "nadie es tan tonto en este país como para no darse cuenta los valores que tiene cada uno".

"Escuché esta semana que dijeron que podrían atentar contra Cobos. El único atentado que puede haber contra Cobos es que lo pise la máquina de pisar traidores, es de lo único que tiene que cuidarse", ironizó Fernández en declaraciones radiales.

"¿Por qué hay que hacerle un daño a alguien? Eso en nuestro país termino hace muchos años y no vuelve más", sostuvo el jefe de Gabinete y agregó que Cobos "se opuso (al gobierno) todas las veces que pudo oponerse" en temas como "la eliminación de las AFJP, el impuesto al cheque, la ley de medios y las reformas electorales".

Para Fernández, el vicepresidente está "tratando de erigirse en el jefe de la oposición, para ver si podía colar como candidato a presidente, cosa que no lo va a ser porque nadie es tan tonto en este país como para no darse cuenta los valores que tiene cada uno".

En otro tramo de la entrevista, Fernández volvió a calificar al diputado de Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas, como "impresentable, oportunista" y ratificó que entre hoy y mañana lo querellará ante la justicia, por haberlo llamado "ministro delincuente".

"Solanas es un bienudo que la va de peronista pero nada ha tenido que ver con el peronismo. Un cliente de definición de la izquierda perfumada: vota por izquierda pero gobierna por derecha", agregó.

Por otra parte, sobre el afiche aparecido en las calles porteñas con nombres de periodistas del Grupo Clarín, el jefe de Gabinete volvió a decir que le gustaría "que alguien levantara la mano y dijera `yo fui`" y consideró "raro" que no se pueda saber de que imprenta salieron las publicaciones.

"Es raro. Siempre alguien se hace cargo de estas cosas, y no se puede saber de que imprenta salió. "¿Será de alguien que tiene una imprenta propia?", se preguntó.

No obstante, volvió a señalar que "nunca" creyó en los escraches, a los que consideró un "método condenable, espantoso, que no da ventajas ni aporta soluciones".

Por último, fue consultado sobre declaraciones del ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien en un reportaje sostuvo que Néstor Kirchner no debería ser candidato presidencial.

El funcionario recordó que Fernández "se sentaba a la mesa (de los Kirchner) a comer con ellos de la misma manera que iba a Río Gallegos y dormía en la cama de sus hijos".

"Me cuesta creer que uno tenga durante tantos años una relación de esa características y ahora de golpe y porrazo termine siendo un gran crítico. O se equivocó antes o se equivoca ahora. Esas cosas no me caben", concluyó.

Dejá tu comentario